Denunciándose inicialmente, fueron pagados más de 8.000 cupos estudiantiles en La Guajira, desangrando al estado, porque los alumnos no aparecían; hoy la Secretaría de Educación Departamental sostiene que la cifra fue un escándalo, porque se ha demostrado son 2.853 los estudiantes faltantes.
La información fue entregada como un fraude en el sistema educativo, cuando se habló sin pruebas de una exorbitante cantidad, dejando una mala imagen a nivel nacional.
Para el secretario de Educación Departamental, Alfredo Ospino Duarte “de acuerdo a todo un proceso que inició el Ministerio de Educación, determino que había en La Guajira 8.578 niños inexistentes en las instituciones educativas; posteriormente la Contraloría General de la República determinaron que había un faltante”.
Afirmó el funcionario “nosotros a través de una auditoría de la Secretaría de Educación Departamental encontramos, que era una población menor llegando un poquito más arriba de los 2.500 estudiantes”.
Ospino Duarte enfatizó “hemos estado organizando el tema, porque hay una situación de depuración, se ha venido refinando el sistema y eso conllevaba a tener vinculados a unos estudiantes, que no permanecían en el sistema educativo”. 
Según el secretario de Educación “consideramos pertinentes, que al día de hoy hemos hecho todos estos análisis, depurado, consiente y con una revisión niño a niño, dejándonos una población ajustada a la realidad que son 68 mil estudiantes”.
El escándalo en realidad, dejó en entredicho al sistema educativo, siendo necesario hacer revisiones minuciosas para establecer la verdad del asunto.
-Publicidad-
Compartir