-Publicidad-

El que un soldado profesional estuviese haciendo necesidad fisiológica en orillas del Riito; nunca pensó que esa acción le pudiera arrebatar la vida. Se sintió descubierto, se lanzó a las mansas pero peligrosas aguas del Riito y nunca más salió.
Ese fue relato de varios vecinos del sector, que esperaron un buen rato que el hombre saliera. Después se entretuvieron y sospecharon que había salido más adelante y que se encontraba junto con un grupo de personas al final del horizonte.
La víctima mortal fue identificada como Wilmar Echavarría de 23 años de edad, natural de Sabana larga Atlántico y quien en la actualidad era soldado profesional y labora en una guarnición militar en el departamento de Santander.
El hecho ocurrió a eso de las 5 de la mañana del miércoles, sus familiares comenzaron a buscarlo y no sabían dónde ni cómo. Al medio día de ayer un pescador decidió lanzar su trasmallo y se percató que había agarrado algo pesado.
Cuentan que después de observar que se trataba de una persona, saltó desesperado queriendo salir a la orilla, llamó a varios amigos quienes lo ayudaron sacarlo y darles aviso a las autoridades.
 El occiso se encontraba de vacaciones y habitaba con sus familiares en el barrio Nazaret de Riohacha. En la tarde de ayer sus familiares esperaban el cuerpo en las afueras de Medicina Legal para darles cristiana sepultura.
-Publicidad-