Por: Betty Martínez Fajardo
Así se desprende del seminario para periodistas de Políticas de Drogas en América Latina, que busca promover una mirada que evite la criminalización y los prejuicios, y que problematice las políticas represivas que atentan contra la democracia.
Expertos en el tema como Graciela Touzé, especialista en Ciencias Sociales y Salud, y Presidenta de la Organización Intercambios, afirmó que si el control de la droga se hace por  medio de la guerra, es muy difícil que se perciba como un problema de salud.
 “Debe abordarse desde una perspectiva de tolerancia”, planteo. Explicó que la palabra droga, siempre está asociada a la sustancia prohibida, y la imagen del usuario de la sustancia está ligada a la autodestrucción.
Anotó que es urgente, que los países diferencien claramente lo que implica una propuesta de legalización y regulación, que no necesariamente es lo mismo.
Precisó que hoy los países, especialmente los latinoamericanos, se enfrentan a un mercado clandestino en manos de organizaciones criminales, sin ningún tipo de control en lo que hace a  la producción, la fabricación, y la comercialización sin garantía de calidad para los usuarios.
En ese mismo sentido, Graciela Touzé, especialista en Ciencias Sociales y Salud, dijo que se tiene que trabajar sin descanso en el tema de drogas, para aportar a la construcción colectiva de mejores respuestas a un problema que hoy es global, que se expresa con características particulares en la realidad regional.
El seminario para periodistas de Políticas de Drogas en América Latina, se desarrolló en el marco de la IV conferencia Latinoamericana sobre Políticas de Drogas, en donde con expertos  se discuten alternativas a las estrategias represivas y prohibicionistas.
El evento se desarrolló en la sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá, y fue liderado por la organización Intercambios de Argentina, y la Cooperación Acción Técnica Social.
-Publicidad-
Compartir