Un verdadero agradecimiento hizo la señora Soniris Aguilar a Ernesto García Isaza, gerente de Chevron en La Guajira, por haber influido en el tratamiento médico de ella y más de 80 personas de la etnia wayuu, que padecían de tuberculosis.
-Publicidad-
Compartir