-Publicidad-

A las 8 de la mañana en la iglesia San
Francisco de Asís, se realizará la misa por el eterno descanso del suboficial
del Ejército Luis Enrique Brito Mendoza; quien sin darse cuento quedó inmerso
en un campo minado.
El hecho sucedió en un área conocida
como el Tarra en el Norte de Santander, en momentos que entraron en contacto con
el frente Carlos Armando Cacua Guerrero del ELN cuando se presentó la
activación del artefacto.
Brito Mendoza, era riohachero, tenía
23 años de edad y era cabo tercero del Ejército Nacional. Se conoció que le
había a los familiares y amigos que deseaba retirarse porque presentía que su
vida estaba en peligro.

-Publicidad-
-Publicidad-
 Familia
desconsolada, como si estuvieran viviendo una pesadilla

En la mañana de hoy su cuerpo fue traído
en avión al aeropuerto Almirante Padilla de Riohacha. Allí fue recibido por sus
familiares; quienes lo llevaron su residencia localizada en la calle 17 con
carrera 12 del barrio San Francisco de Asís.

Luego termine la misa, su cuerpo será llevado al cementerio central a donde sus familiares y amigos, le darán el último adiós. Paz en su tumba.

-Publicidad-