“Llevo 18 años trabajando y
viviendo de ello cuando nadie creía, ni pensaba que eso pudiera ser real”,
afirma Martha Arredondo, una diseñadora quien por medio de la creatividad
transmite al mundo parte de la cultura wayuú.

Llevándole la contraria a sus padres, esta riohachera estudió diseño de
modas en Barranquilla. Hace ya 17 años se casó con Édgar Ariza, un arquitecto
que lucha contra el cáncer.
Martha califica su profesión como un don, pues se necesita vena
artística, se requiere talento y creatividad, cualidades que ella desde pequeña
se descubrióSus ideas quedan plasmadas en los bolsos, las mantas y las camisas que
llevan motivos alegóricos a la cultura wayuú.
Sin embargo, el camino no ha sido fácil. Al terminar sus estudios
regresó a su ciudad nativa y la realidad le demostró que allí hasta soñar era
difícil.
“Todo era muy difícil. La población juvenil tenía que hacer una
gran esfuerzo y yo siendo diseñadora tenía que pensar en empresa, en mi propia
empresa”, cuenta Martha.
Empezó de cero. Enfrentó numerosas dificultades, siempre, eso sí, con la
esperanza de que algún día tendría entre sus manos los frutos de su esfuerzo.
Decidió entonces darles la oportunidad de acompañarla en su sueño a
madres wayuú cabezas de familia.
El poderoso motor que impulsa a esta diseñadora es la cultura wayuú,
“para mí es un modo de vida, porque es de donde nosotros nacimos. Esta es
nuestra historia”.
Hoy, al echar un vistazo al camino recorrido no ahorra agradecimientos
para las mujeres que día tras día se han esforzado por hacer bien su trabajo.
Martha sabe que gracias al esmero de esas mujeres artesanas su empresa
se encuentra bien posicionada.
“Me siento en deuda con ellas. Yo me levanto en la mañana con una
nueva idea, pero realmente las que hacen el trabajo son ellas. Lo único que
pido es seguir creciendo pero de la mano de ellas”, expresa sin rodeos la
diseñadora.
Esta es Martha Arredondo, quien este viernes en la inauguración de la
expoartesanías ‘Francisco El Hombre’ le entregará al Presidente Juan Manuel
Santos una muestra de las artesanías wayuú.
“Le diría al Presidente que le estoy dando gran parte de nuestra
cultura. Es lo que queremos darle”, concluye Martha.
Escribió Diana Carolina Ortega
-Publicidad-
Compartir