Harán todas las
astucias necesarias que les permita la ley para permanecer en el cargo.
Los catorce concejales del municipio de Riohacha que
fueron sancionados con suspensión en fallo de segunda instancia por haber
elegido al Personero de manera ilegal, dejaran que surtan todos los trámites
que exige la ley.
Así lo conoció este medio de comunicación, es decir,
permanecerán por lo menos un mes más en la corporación; situación que le
permitirá sesionar, deliberar y decidir sobre todos los proyectos que el
ejecutivo les envíe.
La notificación por edicto trascurre un tiempo
importante, luego el Presidente de la Corporación goza de varios días para contestarle  a Registraduría, lo mismo que la
Registraduría también requiere de un tiempo para decidir al respecto. Todos
esas diligencias transcurren en por lo menos un mes.
Los servidores públicos afectados con la medida son: José Ramiro Bermúdez, Nelvis
Ojeda López, Luis Ojeda Gil, Iler Acosta, Rafael Pérez Nieves, Olimpo Núñez,
Aloima Miranda, Gandhi Romero Epinayú, Brian Rodríguez León, Juan Carlos Suaza,
Jorge Mario Ureche y Ciro Deluque; quienes resultaron suspendidos de sus
funciones con 8 meses.
Igualmente, Amílcar Gómez Toro en calidad de presidente de la
Corporación fue sancionado con nueve meses y a Reginaldo Deluque Díaz. Se salvaron de la medida José
Gregorio Mejía Herrera y Óscar Peralta Bravo; quienes no asistieron a la sesión
el día de la elección y a Eriberto Ibarra Campo, porque se ausentó del recinto
en momentos en el momento que se realizaba la declaratoria de la elección del
personero.
En ese sentido,
ayer asistieron a sesiones extras convocadas por el alcalde Rafael Ricardo
Ceballos Sierra, quien aspira tramitar varios proyectos estratégicos que
permitan darle solución a necesidades vitales y apremiantes de la comunidad
riohachera.
Esta
situación es analizada por el abogado denunciante Janner Pérez Brito, en exclusiva
para laguajirahoy.com y afirmó que los concejales suspendidos no podían y el
alcalde tampoco debió convocarlos; porque los cabildantes como el ejecutivo
tenían conocimiento de la decisión de la Procuraduría y que era sancionatoria.
Para Pérez Brito a los suspendidos les cabría la Conducta Concluyente,
que al tenor dice “La notificación por conducta
concluyente es una forma subsidiaria de notificación, que de configurarse suple
la carencia de una notificación personal afectiva”.
Igualmente
afirma que la mayoría de los casos, la notificación debe ser personal, pero si
por alguna razón no es posible, existe la figura de la notificación por
conducta concluyente, mediante la cual la entidad administradora de justicia
puede suponer o concluir que el afectado se enteró del proceso o investigación
que se le llevaba aunque nos e le hubiere notificado, o se le hubiere
notificado incorrectamente
También dice que
los podría cobijar el Artículo 48 Numeral 17 de la ley 734 dice que “Actuar u
omitir, a pesar de la existencia de causales de incompatibilidad, inhabilidad y
conflicto de intereses, de acuerdo con las previsiones constitucionales y
legales”.
Finalmente, y
siendo así las cosas, los concejales suspendidos exceptuando a Gandhi Romero
Epinayú, que asistieron ayer a sesión le habrían echado más leña al fuego.
-Publicidad-
-Publicidad-
Compartir