El
programa de Conservación de Tortugas Marinas es una iniciativa voluntaria de
Cerrejón, que inició en 2007 en Bahía Hondita y Punta Gallinas, Alta Guajira,
lugar reconocido como sitio de anidamiento de estas especies amenazadas por la
caza, comercialización y consumo irracional.
En
2011, en alianza con Conservación Internacional Colombia y el Fondo para la
Acción Ambiental y la Niñez, Cerrejón promovió el primer acuerdo de
conservación de tortugas marinas con las comunidades de Bahía Hondita y Punta
Gallinas, para proteger y recuperar las poblaciones de estas especies.
La
tortuga, símbolo de la fecundidad y longevidad para la cultura wayuu, es una de
las especies más amenazadas y en peligro de extinción en La Guajira, entre las
que se destacan la tortuga canal (Dermochelys coriacea), caguama (Caretta
Caretta), verde (Chelonia mydas), carey (Eretmochelys imbricata) y la tortuga
lora (Lepidochelys olivacea), las cuales pueden llegar a pesar hasta 300
kilogramos.
“Este
premio es un reconocimiento al esfuerzo y trabajo continuo que realizamos con
las comunidades de la zona para proteger especies amenazadas, y que hoy nos
permite entregar miles de tortugas al mar’’ expresó Roberto Junguito,
presidente de Cerrejón.
 Hoy son 440 personas, las que hacen parte del
acuerdo que ha logrado la liberación al mar de más de 3.500 tortugas. Tras
siete años de trabajo, se ha logrado dar continuidad a las acciones de
conservación que han permitido la recuperación de las poblaciones de tortugas
marinas y la participación activa de la comunidad que hoy es multiplicadora de
este proceso que puede extenderse a otras zonas.
-Publicidad-
Compartir