Las
organizaciones Guajira Aventura, Guajira Siempre y la Cruz Roja; participaron
en la expedición “Las Huellas de Seturma” (Nombre del río Ranchería, antes de
la llegada de los españoles y de los indígenas Wayúu), realizada desde
Guaimaral (Km 13 de la vía Riohacha – Maicao) hasta el Riito.
A
este recorrido también acompañó el director de Corpoguajira, Luis Manuel Medina
Toro y miembros de la Fundación Guanebucán, Fundación Biota y Fundación
Herencia Ambiental Caribe.
La
actividad hizo parte de los estudios que se adelantan en el delta del río
Ranchería, para reconocer las condiciones de su navegabilidad, cauce y corriente;
evidenciar los riesgos geográficos por factores de erosión, palizadas o
represas naturales; desforestación paralela al cuerpo de agua y estudiar las
condiciones de flora y fauna en los márgenes del río.
La
expedición también sirvió para identificar a las comunidades asentadas en el
área de influencia y priorizar proyectos de desarrollo sostenible relacionados
con el eco y etnoturismo. 
Una
vez culminó el recorrido,  se llevó a
cabo un conversatorio, que contó con la asistencia del Gobernador Indígena,
José Francisco Brugés Cotes y representantes del Pasito, Cangrejito y de varias
comunidades asentadas sobre el margen derecho del río; quienes conjuntamente
con Corpoguajira y demás miembros participantes, concluyeron que es necesario
adelantar el proceso que permita la declaratoria de ésta zona del Ranchería
como área protegida, con el firme propósito de lograr la conservación de su
flora y fauna, regular las áreas de inundación y proteger sus ecosistemas
asociados.
-Publicidad-
-Publicidad-
Compartir