Esta situación obligó que muchos
estudiantes desertaran de las aulas de clases.

Muchos
estudiantes de la zona rural de Riohacha, desertaron de las aulas de clases y
esa situación se debe a que no recibieron el suplemento nutricional que cada
año entrega el gobierno.
Así
lo indicó José Camargo un alto directivo de la Asociación de Educadores de La
Guajira Asodegua, “Con hambre no se puede estudiar y mucho menos se rinde en
las jornadas académicas y eso se nota en las pruebas del saber”.
Precisó
que en otras administraciones los niños recibían su suplemento nutricional y lo
único que está pasando en Riohacha, es que los estudiantes regresan a sus casas
desganados y con la mente cansada.
Indicó
que ahora es tarea de los docentes ir casa a casa dialogar con sus padres y los
mismos estudiantes para que regresen a las aulas escolares el año entrante,
porque de lo contrario baja la cobertura y serían más guajiros sin educación.
José Camargo
Por
su parte, el secretario de Educación Municipal, Alejandro Rutto Martínez, dijo
que el municipio hizo un esfuerzo importante para que la comunidad indígena que
es la más vulnerable, tuviera desde a comienzo de año la alimentación.
Argumentó
que a comienzo de año se realizó una mesa de trabajo con el ICBF, el
departamento y el municipio y hubo un acuerdo, en que el ente municipal
atendería el sector indígena, “Así lo hemos hecho desde el primer día hábil del
año.  Atendimos la alimentación en los 18
centros etnoeducativos, el ICBF cubriría la parte urbana y el departamento la
rural”.
Alejandro Rutto Martínez
Dijo
que desafortunadamente, el departamento tuvo muchos problemas con el proyecto
del OCAD, que debieron ajustarlo en varias ocasiones y no fue posible atender
esa zona. 
Finalmente,
manifestó que la administración priorizó el sector de mayor pobreza, ese fue el
criterio del alcalde, la zona de mayor vulnerabilidad indudablemente es la
parte indígena.
-Publicidad-
-Publicidad-
Compartir