Muchos
de los invitados a la sesión de clausura de la sesión ordinaria del Concejo de
Riohacha, dijeron a este medio de comunicación que se quedaron con la ropa sin
estreno en el closet y sus señoras con el cabello arreglado.
Cuentan
que Luis Antonio Ojeda Gil, presidente de la corporación pegó una reculada
porque habría sacado la cuenta mal de los días, y para la fecha estaría en
vigencia la sanción que le impuso la Procuraduría Regional de La Guajira.
Luis Antonio Ojeda Gil
En
fechas especiales y cómo éstas aún mas, el guajiro siempre trata de estrenar y
en especial las mujeres, quienes desde el mismo viernes, fueron observadas en
los salones de belleza, por lo que el daño a parte de económico hasta
sicológico sería el causado por Ojeda Gil a los homenajeados y a sus
acompañantes. Siendo así no hay duda que quedaron vestidos y ‘alborotados’.
-Publicidad-
Compartir