Una
capacitación para fortalecer las competencias que conllevan a prestar una mejor
atención en los controles prenatales y los servicios de mediana y alta
complejidad, se dictó en Maicao.
El
adiestramiento se realizó en las instalaciones de Anas Wayuu, entidad promotora
de salud y que busca disminuir el índice de mortalidad materna que se presenta
en el departamento de La Guajira.
La
jornada estuvo dirigida por Francisco Egna, ginecólogo  Obstetra y quien en la actualidad es el
Vicepresidente Nacional de la Federación Colombiana de Ginecología Obstetricia
y Vera Barros Ospino, pediatra, ambos funcionarios del Ministerio de Salud.
A la
capacitación asistieron delegados de la Clínica Rosalinda Aguilar, Clínica
Maicao, hospital San José y Casa Indígena del Municipio de Maicao.
Tanto
la Secretaria de Salud Departamental como Anas Wayuu, están haciendo grandes
esfuerzos para que La Guajira baje los índices de mortalidad materno infantil,
si se tiene en cuenta que en la actualidad se presentan 170 muertes por cada
100 mil nacidos vivos y la media nacional es de 45.
Sin
embargo, para disminuir este porcentaje se debe trabajar muy fuerte y en todos
los frentes, advierte Francisco Egna; porque en esta problemática influyen
muchos factores. “La Guajira tiene mucha población dispersa, situación que se
le dificulta a las pacientes llegar a tiempo a los controles prenatales”.
Para
la seguridad materna, existen unos lineamientos muy claros. Las gestantes deben
llegar oportunamente a los controles prenatales, éstos deben ser efectivos y
las instituciones deben estar preparadas para la complejidad que se presente.
El
departamento de La Guajira es un territorio muy extenso, en donde el área rural
dispersa en uno de los principales factores que influyen a que al paciente se
le dificulte llegar a consulta prenatal.
Francisco Egna
Desde
Anas Wayuu, se ha realizado un gran esfuerzo y para ello se ha conformado un
grupo extramural, que se encarga de buscar las pacientes embarradas y
realizarle los controles prenatales. “Es una demanda inducida siendo más
efectiva y permite llegar a los controles prenatales”, advierte el médico
Francisco Egna.
En
el área de los municipios de Uribia y Manaure la entidad ha desplegado un
programa que incluye ginecólogo obstetras con ecógrafos portátiles, para captar
poblaciones de riesgo y llevarla a unos controles prenatales seguros.
Las
IPS, donde la calidad de atención debe ser excelente, por el tema del aérea
rural dispersa ha mostrado que llegan las pacientes muy complejas al área
urbana, en este orden encontramos médicos con unas competencias que se requiere
fortalecerlas porque hoy las pacientes se están muriendo de tres condiciones
básicas: Hipertensión, hemorragia y sepsis.
Sumado
a esto, asegura el profesional de la medicina que el departamento de La
Guajira, tiene una gran falencia es que no hay banco de sangre, pero tiene
guías transfucionales que bien implementada y maneja por los diferentes
instituciones de mediana complejidad, pueden suplir las necesidades que afectan
tempranamente una buena atención en salud.
Vera Barros Ospino
“Se
hace necesario fortalecer competencias del control prenatal, gestión de riesgo
individual y colectivamente de la población gestante en el departamento de La
Guajira y ver cómo podemos direccionar esa población a través de los médicos
con gestión de riesgo en una atención oportuna, eficaz y eficiente”, dice
Francisco Egna.
Por
su parte, la pediatra Vera Barros Ospino, les recomienda a las pacientes que
deben asistir a los controles prenatales y estar atenta a signos de alarmas
“Cuando tengan algún sangrado o atenciones arteriales altas, deben acudir
rápidamente a dónde el médico”.
Si
se tiene un control prenatal, la población será más saludable y llegará a las
instituciones en mejores condiciones, muy estable y el especialista debe
resolver en muy poco tiempo, esas complicaciones que van llegando.
-Publicidad-
Cargando...
Compartir