En lío se evidenció en la mañana de ayer, en
el predio donde se construiría un almacén de Tierra Santa y la comerciante
Omaira Quintana, porque la obra estaría afectando su predio, lo que generó
hasta la presencia de la Inspectora de Policía, quien levantó un acta y los
citó a ambas partes para el lunes, en la oficina de Planeación. 

El predio en aparente litigio está ubicado al
frente del Mercado Público, lugar en donde Tierra Santa, piensa construir su
almacén; pero pese a ese malestar el municipio de Riohacha expidió licencia de
construcción. 

La Inspectora de Policía Milagros Puente,
dijo que llegó al lugar para atender una solicitud de la comunidad, ya que se
estarían tomando la calle “Efectivamente, existe una perturbación del espacio
público, se observa un tubo de pvc con material de concreto. Levantamos un acta
y se hace claridad que los propietarios deben acercarse al municipio a aclarar
las diferencias. 
-Publicidad-

La señora Omaira Quintana compró en el año 1.987
una longitud de 20 metros de ancho por 98 de la largo a doña Carmen de Móvil
quien manifestó que el predio era de su abuela. 

Por su parte, Tierra Santa, para construir la
obra adquirió 5.000 metros cuadrado, que eran de propiedad de la señora: Alba
Zúñiga, Juan Mejía y Martha Carvajalino, predio que está ubicado en la carrera
7 con calle 36, frente al Mercado Público. 

Omaira Quintana

Según Gabriel Romero Bruzón quien defiende
los derechos de la señora Omaira Quintana, en los documentos que expidió
Agustin  Codazzi, la obra se estaría
construyendo en un globo de tierra de 
5.640 metros, observándose a todas luces, que estaría tomando una
porción ajena. 
 
La comerciante Omaira Quintana indicó que
desde hace un año ella ha estado detrás 
del municipio para que le resuelvan el litigio “Pero luego llegó Tierra
Santa, todo funcionó a las mil maravillas en el municipio y enseguida le expidió
licencia de construcción, sin acordarse que existe unas diferencias con mi predios”. 

La señora Omaira reclama que su predio ha
sido cercenado con 700 metros cuadrados, y como Tierra Santa se corrió, ella
también corrió los mojones midió sus 20 metros de frente, lo que estaría
convirtiendo a la calle 36, en un callejón. 

Este es el lote dónde Tierrta Santa construye su almacén

Para el abogado Romero Bruzón, la situación
es clara, el municipio está en función de atender a la empresa privada, por
encima del detrimento de la propiedad ajena y eso es violatorio a la ley,
porque la propiedad con título se respeta.

-Publicidad-
Cargando...
Compartir