-Publicidad política pagada-
Unas
80 mil personas asistieron al funeral y las siete mil lo acompañaron hasta su
última morada.
Foto tomada de El Heraldo
Con un concierto musical la familia vallenata despidió a
Diomedes Dionicio Díaz Maestre. Comenzaron Los niños del Vallenato, luego sus
hijos: Rafael Santos y Martín Elías; Petter Majarez, Iván Villazón, Poncho
Zuleta, Jorge Oñate, Silvestre Dangond e Iván Zuleta, entre otros.
Interpretaron Mi Primera
Cana, Mi Muchacho, Gaviota Herida, Te Necesito, Bonita, Tu eres la Reina.               
                                                                                                   
‘Si me muero, toquen
Tristezas del Alma, porque me gusta la melodía como usted toca este vals’, y
hoy lo despido tocándole con el corazón”, dijo Andrés el Turco Gil.
Poncho Zuleta
Desde el lunes hasta el miércoles desfilaron por la Plaza
Alfonso López, por lo menos más de 80 mil personas y ayer lo acompañaron al
cementerio unas siete mil, convirtiéndose en el acompañamiento más nutrido que
se le a una persona en nuestro país.
Hacia las 11 de la mañana de ayer miércoles, comenzaron
los actos litúrgicos, a cargo del Enrique Iceda, quien los cánticos de la misa
con música vallenata. Muchos de los seguidores se subieron en los arboles que
rodean la plaza Alfonso López.
Ciertamente, su entierro fue cómo lo exteriorizó en
entrevista con el también fallecido Ernesto Mccausland, cuando dijo que se lo
imaginaba, con una multitud, los vendedores ambulantes expendiendo helados, un
día soleado… Y así fue.
La plaza estaba adornada con fotografías gigantes, al
igual que afiches con su imagen. El ataúd de madera, forrado en blanco y
cubierto con una tapa de vidrio para que los seguidores de Díaz Maestre le den
su último adiós. Los hombres vestidos con guayabera, en colores pasteles y
sobresalió el color blanco y lo regular unas gafas oscuras.
Al momento de trasladar el cobre fúnebre fue llevado en
automotor del cuerpo de Bomberos, fue una caravana que demoró varias horas
desde la plaza Alfonso López, hasta el cementerio Jardines del Ecce Homo; en
dónde se presentaron desordenes y enfrentamientos entre la policía y los
seguidores del Cacique de la Junta; quienes querían entrar a la fuerza al campo
santo.
El ‘Cacique de la Junta’, se convirtió en el artista del
genero vallenato más popular, por lo que sus obras se inmortalizaron. Según
Alfredo Gutiérrez, partió la historia del vallenato en dos, antes y después de
Diomedes Díaz.
Rafael Santos, hijo mayor de Diomedes e Iván Zuleta
Según la Sony, empresa disquera con la grabó sus 40
producciones discográficas, vendió más de 20 millones de copias, convirtiéndose
en el artista que con mayores ventas en el país. Igualmente, para los
experimentados en la materia, ‘La Vida del Artista’, última producción, es una
de las mejores que grabó.
Es preciso recordar que el Diomedes Díaz dejó de existir
el domingo en horas de la tarde, luego de cumplir su último concierto en
Barranquilla, se despidió de sus amigos y en su casa le dijo a su familia que
lo molestaran y se enceró en su habitación, porque tenía mucho sueño, sueño en
el que no se despertó jamás.
Sus familiares al notar su tardanza y después de tratar
de despertarlo, violentaron la puerta y lo llevaron a un centro asistencial,
dónde trataron de reanimarlo, pero ya era imposible.
Martín Elías y Silvestre
Se fue el hombre de esa fanaticada inmensa. El hombre que
trascendió más allá. El hombre que le cantó a la vida, al amor, a la paz, al
deporte y a sus seguidores. Se fue el más grande, se marchó para siempre
Diomedes Díaz.
-Publicidad-
Compartir