Los pobladores de Uribia
deben conocer sus derechos como víctimas del conflicto armado, que desde hace
varios años están siendo vulnerados y los afectados, no saben qué hacer y mucho
menos como acceder el restablecimiento de sus derechos.
Para cerrar esta brecha de
la indiferencia y del poco conocimiento, se formuló un proyecto que lidera la
Agencia de Cooperación Internacional de los Estados Unidos USAID y que ejecuta
la Asociación de Autoridades Tradicionales de Territorio Étnico, por un valor
de 334 millones de pesos.
Este recurso es aportado por
USAID con el programa de derechos humanos que participará con 166 millones, el
municipio de Uribia  123 millones y la
Asociación de Autoridades Tradicionales de Territorio Étnico con 45 millones de
pesos.
Este proyecto beneficiará
1800 Autoridades Tradicionales Wayuu, de 21 corregimiento del municipio. “No
todo puede ser ladrillo y cemento sino que debemos construir justicia social”,
dice el alcalde de Uribia, Abel José Geacometto Fominaya.
Uno de los propósitos es
construir una ruta de atención de derechos humanos con acceso a la justicia con
enfoque diferencial en el municipio.
Con talleres de capacitación
en las comunidades en donde se le enseñará cómo acceder a la justicias, cuales
son los tipos de conflictos, bien sea violencia intrafamiliar, abuso
sexual,  violencia a menores, manifiesta
Geacometto Fominaya.
Abel José Geacometto Fominaya
Es una carta de navegación
que trabajará de la mano con las comunidades para que conozcan sus derechos no
solo al sistema normativo wayuu, no sino en la normatividad colombiana.
Según el alcalde, el
proyecto será tomado como piloto porque se enmarca en un tema poco se habla
entre los nativos, ya que el Estado no había llegado con propuestas de
capacitación y que los nativos se concientizaran que deben restablecérsele sus
derechos.
“Es un proyecto que va
llegar por primea vez a las víctimas indígenas wayuu, a las cuales todavía no
se le ha atendido, excepto el sector de Portete, para que conozcan sus derechos
y tengan acceso a restablecer sus derechos como víctimas de la violencia”,
precisó Gladys Jimeno, funcionaria de la USAID, una de las promotoras del proyecto.
Igualmente, va tratar de
atender y prevenir el que haya violencia contra la mujer y de tipo de género o
sexual contra niñas, niños. Este proyecto que puede ayudar a restablecer
muchísimo el bienestar en la cultura wayuu y los principios propios y le
respeto a la dignidad.
-Publicidad-
-Publicidad-
Compartir