“Mientras
en la casa haya plata, nuestros hijos no se van a morir de hambre”: Oneida
Rayed Pinto Pérez.
No
se puede seguir dándole la comida en la boca, a la gente hay que enseñarle a
trabajar y orientarla para que podamos sacar a las familias guajiras de la
desnutrición.
Aspecto
del Primer Consejo de Política Social que se realizó en Riohacha y cuyo
propósito fue estudiar la difícil situación que La Guajira. En la imágen algunos alcaldes.
Este
es el primer Consejo de Política Social que se hace en el año, con la presencia
de la Procuradora de Familia, del Gobernador y los 15 alcaldes que conforman la
península de La Guajira.
Como
éstas, fueron muchas las argumentaciones que salieron a flote en el marco del
primer Consejo de Política Social realizado en la tarde del jueves en el ICBF,
en esta ocasión la hizo la mandataria de los albaneses, Oneida Rayed Pinto
Pérez.
Mientras
el Secretario de Salud del Departamento, Jorge Juan Orozco Sánchez, entregó una
propuesta; focalizar aún más el programa PAN, que consiste en apadrinar las
familias que habitan en la zona rural que ascienden a 16.732, en todo el
departamento y que se encuentran en pobreza extrema.
Orozco
Sánchez, igualmente aseguró que el ICBF se debe responsabilizar por los niños
que están en la zona rural, mientras que los alcaldes con sus recursos propios
y gestión ante la empresa privada, les correspondería la zona urbana.
También
precisó el jefe de la cartera de salud del departamento que, los demás actores
como las IPS están en la obligación de atender a sus afiliados. De los 17 niños
y niñas muertos por desnutrición 15 estaban afiliados a IPS.
Orozco
Sánchez, indicó que La Guajira dobló la media nacional; ya que en La Guajira se
está en el 27.7 en el país es de 13.5, sin embargo, advierte que existen otros
actores que deben apoyar las iniciativas.
Por
su parte, la alcaldesa de Albania Oneida Rayed Pinto Pérez, indicó a medida que
la familia trabaje y si existen alimento en su casa, seguramente el niño no se
va morir tan fácilmente y no va llegar a ese estado de desnutrición.
“Hay
que hacer un plan bien interesante, que participe el Ministerio de Agricultura,
ICBF, Planeación y la participación de todas las entidades que trabajan para la
generación de empleo”, precisó Pinto Pérez.
“La
muerte de los niños o es sólo por desnutrición, ella es una de las causas
finales ya de su muerte. La comida no se puede seguir entregándose a la gente,
sino de enseñarle.
Precisó
que a la gente hay que enseñarle a trabajar en equipo, en los territorios wayuu
hay varios jagüey en donde se puede sembrar pescado, y podemos producir la
tierra y sembrar; colocamos una planta pulverizadora de yuca y venderíamos los
productos.
También
aseguró que se puede comenzar a tejer y podemos organizar una verdadera entidad
de comercialización; después que en la casa haya plata para comprar la comida,
nuestros hijos jamás se van a morir de hambre, manifestó Pinto Pérez.
Por
su parte, el alcalde de Fonseca José Manuel Moscote Pana indicó que esas
reuniones no se obtienen conclusiones que propendan por resolver el problema y
dijo que lo mejor era trasladarse a la capital de la república los 15 alcaldes
con el Gobernador Faihan Al-Fayes Chaljub, y se logre el objetivo haber de que
manera vamos resolver esta problemática que tenemos.
También
dijo que la informalidad con que se hacen las cosas en el departamento tiene
que tener otro horizonte, y la gente debe ser proactiva y activa para
entrelazar la gestión y obtener mejores indicadores.
-Publicidad-
Compartir