En Riohacha, la administración municipal entregó la
primera Casa Ecológica construida en esta ciudad, a una familia wayuú que vivía
en extrema pobreza en el barrio Los Trupillos y que está integrada por 12
personas, 8 de ellos, menores de edad.
Esta Casa Ecológica fue construida con más de 4 mil
botellas plásticas llenas de arena, utilizadas en el cimiento y las paredes de
la vivienda, que ya es habitada por Saúl Uriana junto a su esposa, hijos y
nietos.
El Alcalde Rafael Ceballos, la Secretaria de Salud Municipal,
Adriana Arregocés y la IPSI Anashanta, hicieron entrega de esta casa a la
familia Uriana Epiayú, que hace dos años llegó a Riohacha, proveniente de
la  comunidad indígena de Polomachon, ubicada
en la vía que conduce al Corregimiento de El Pájaro en Manaure y que vivían en
condiciones precarias, casi a la intemperie.
Una casa ecológica de botellas es un método sencillo,
accesible y económico, que además sirve como proceso de integración de la
comunidad y de capacitación en la autoconstrucción.
-Publicidad-
Compartir