Descansa en paz el destacado
cantautor guajiro Diomedes Díaz, tras la confirmación oficial, este miércoles 8
de enero, de su deceso por causas naturales.
El director del Instituto de
Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, dijo que los resultados de la necropsia
indican que Diomedes Díaz falleció por causas naturales; con esta afirmación de
descarta lo que habían comentado algunos de sus seguidores.
El artista vallenato
Diomedes Díaz murió como consecuencia de “severas alteraciones cardiovasculares”,
el vicefiscal general de la Nación, Jorge Fernando Perdomo, reveló este
miércoles que en el examen al cuerpo se halaron “trazas de sustancias
alucinógenas que no incidieron en la muerte del artista”.
Carlos Valdés, precisó que
se detectaron cantidades muy bajas de cocaína que no influyeron en la muerte
del cantante. “Se encontraron dosis de depósito. Cuando alguien es
consumidor habitual, permanecen los metabolitos de la sustancia en la sangre,
es decir, derivados de la droga, mas no la sustancia como tal”.
Igualmente, el vicefiscal manifestó
que “para la Fiscalía que en este deceso no hubo violencia por parte de
terceros y por eso se tomó la decisión de archivar esa investigación”.
Fue una muerte terrena
dispuesta por el Creador al llamarlo directamente a la Vida Eterna sin la
intervención de manos criminales y, a lo mejor —solo Dios lo sabe—, para
propiciarle alivio por siempre a sus dolencias físicas por patologías cardíacas
y pulmonares y a las espirituales ante la vida de excesos que vivió este
paisano orgullo de La Junta, un trocito de esa tierra de compositores que es
San Juan del Cesar-La Guajira, indicó el parlamentario guajiro Jimmy Sierra
Palacio.
También precisó Sierra
Palacio que fue seguidor y admirador del artista “fui amigo del humano
—inmortal aunque su cuerpo no esté presente entre nosotros—. Y hoy, ante la
tumba donde se deposita la carne, no dudo en reiterarle mi aprecio y en
manifestare la continuidad por siempre de mi admiración por su aporte al
folclor y por su espíritu de superación”.
Igualmente valoró al artista
“en medio de todo, Diomedes Díaz, no deja de ser ejemplo para las actuales y
venideras generaciones: se propuso triunfar sobre la base de los dones que la Divina
Providencia le otorgó —musa  y voz
cantora proverbiales— para que, luchando contra toda adversidad, lo lograra. Y
este logro hay que valorarlo y acogerlo desde la óptica paradigmática”.
Finalmente expresó estos
sinceros sentimientos, envío mis condolencias a toda su familia, en especial a
quienes, hoy por hoy, son su prolongación tangible en el enriquecimiento del
folclor guajiro: Rafael Santos y Martín Elías.
-Publicidad-
-Publicidad-
Compartir