Como Luis David Fernández
Cantillo, “alias pirulo” de 18 años de edad, fue identificada la persona que
detuvo la policía por aparentemente extorsionar a los comerciantes de Riohacha.
Según pudo conocer la institución
armada Fernández Cantillo se hacía pasar como integrante de la banda criminal
“Los Rastrojos” para acceder más fácil a sus víctimas, al final una de ellas
colaboró con la Policía y se montó el plan para detenerlo.
La diligencia judicial
estuvo a cargo de los miembros del Grupo de Anti secuestro y extorsión Gaula
Policía. El detenido fue puesto a disposición de un Juez de la República y este
lo envió a la cárcel.
-Publicidad-
Compartir