-Publicidad política pagada-

Trabajan en un
lugar inadecuado y a la intemperie.



Hace 26 años Hipólita Vanegas está trabajando en Las Pulgas,
el mercado el municipio de Uribia y aseguró estar cansada de esperar que lo
reubiquen en el nuevo mercado que queda a las afuera de la capital indígena de
Colombia.
Es una obra que tiene alrededor de  4 años de estar en construcción y ha tenido
en varias ocasiones interrupciones por falta de recursos, el cual en la
actualidad está casi listo solo esperando un último recurso para terminar
acabados y poder ser terminado.
Vanegas al igual que muchos de estos vendedores están
cansados de tener que todos los días trasladarse con sus mercancías hacia el
trabajo porque en este lugar no se cuenta con locales donde ellos puedan dejar
sus elementos con que trabajan.
 “La enramada en
que se encuentran el techo es muy bajo y ya se están cayendo las láminas, temen
que en cualquier momento se les caiga ese techo encima, además les pega mucho
resplandor de sol y todos ellos están revueltos los de artesanías con los
vendedores de pescado, las frutas, verduras y hasta ventas de comidas”, indicó Hipólita
Vanegas.
Por otro lado, Henry Sánchez representante de la
asociación de pescadores asevera ser uno de los fundadores de ‘Las Pulgas’ y
dice que primero estaban afuera, luego los ubicaron en donde actualmente están y
de ahí “Nos dejaron como los hijos huérfanos, nunca nos han dado solución de
nada” dice Sánchez, además nos cuentan que no tienen ni alcantarillado ni mucho
menos donde echar el agua sucia, así mismo donde hacer sus necesidades
fisiológicas, mientras se encuentran en el lugar.
Ellos aseguran que cada vez que llegan sus puestos de
trabajo encuentran eso muy antihigiénico debido a que es un lugar abierto en el
cual hay ventas de cervezas alrededor y los borrachos lo agarran de baños
públicos, el cual al llegar les toca pagarle a algunos muchachos para que le
hagan limpieza al lugar y botar los excrementos que estos dejan así poder
trabajar a gusto.
“Recibimos muchas quejas de los vecinos” así lo
expresó el señor Henry porque el lugar muchas veces se encuentran desaseado y
se quejan por los malos olores, porque el agua sucia la tienen que echar hacia
la calle una avenida principal del municipio de Uribia, pero dicen no poder
hacer nada porque esta solución debe dársela el gobierno y aun no le han
solucionado nada, tienen ya mucho tiempo de estar a la espera de que puedan por
fin tener un sitio digno para ellos poder trabajar a  gusto 
para así el sustento diario de sus familias.
Dicen estar cansados de esperar  el lema es “esperen”, dicen que  la espera ha sido muy larga, pero en el fondo
guarda la esperanza de este año ser reubicados en el mercado nuevo.
Escribió Rossana Cano Vargas.
-Publicidad-
Compartir