Inicialmente, se ha notado en Uribia, Maicao y
Manaure.

En los tres municipios que integran la Zona
Especial de Desarrollo Fronterizo, comenzó a sentirse la falta de alimentos en
los establecimientos comerciales, y por ende en 
los hogares.
Los mandatarios locales de Uribia, Abel José
Geacometto Fominaya; Manuare, Francisca Freyle Mengual y Maicao, Euripides
Pulido Rodríguez; quienes han puesto la situación en conocimiento del Gobierno
Nacional.
En la Alta Guajira, se sufre más, porque allá es
más difícil que lleguen alimentos. Esta zona de Colombia, depende
específicamente de Venezuela. De allá viene el combustible y los alimentos.
Euripides Pulido Rodríguez
El desabastecimiento en las zonas urbanas de los
tres municipios no se refleja tanto,  en
la zona rural. La situación es crítica porque el wayuu vive de la siembra de
pan coger, en especial del maíz, del fríjol y ahuyama, pero este año ha sido
difícil y no habido cosecha.
Según la alcaldesa de Manaure, el nativo no tiene
empleo y los pocos recursos que consiguen se invierten en el producto
venezolano, que es mucho más barato que el colombiano y se encuentra en la
zona.
“En Manaure se ha sentido mucho en la zona rural,
porque a mas de escasearse los alimentos, también aumenta su valor y la mayoría
de los wayuu no tienen un poder adquisitivo mayor porque hay muchas familias
que sólo ganan medio salario mensual y hay otras, que ni a eso alcanzan”, precisó
Francisca Freyle Mengual.
Francisca Freyle Mengual.
El Municipio tiene una población de 72 mil
habitantes. 12 mil en la zona rural y 60 mil en la rural, por lo que se
considera una situación grave porque es la mayor parte sus habitantes los que
están en riesgo.
Maicao también está sufriendo por el control que
hacen las autoridades venezolanas; ya que el municipio históricamente han
venido de Venezuela, encontrándose en mayores dificultades los poblados que
están en el cordón fronterizo.
Los poblados de La Majayura, Paraguachón, Villa
Diana, Santa Cruz, Aranaipa, Monte Lara, Yourumana;  entre otras.
Sin embargo, la situación que se vive en la Alta
Guajira, es aún precaria, si se tiene en cuenta que allá hasta el himno que
interpretan es el del vecino país.
Abel José Geacometto Fominaya
Todo lo que se consume va de Venezuela. Y ya
comenzaron los productos de subir de precio y ahora, casi todo cuesta el doble.
Lo más preocupantes, es que un galón de gasolina, valía 5 mil, hoy cuesta 20
mil pesos.
Esto ha conllevado que escasee el agua y no haya
transporte para ninguna parte. Además, las empresas de turismo, también han
dejado de transitar la Serranía de la Macuira, Nazareth, Puerto López y Puerto
Estrella, porque la misma situación, del combustible y alimentos.
-Publicidad-
Compartir