Diferentes
actores llegaron al límite con Venezuela para llevar ayuda alimentaria a los
indígenas de la frontera Colombo-venezolana.
Como
oportuna y productiva calificó la gobernadora designada de La Guajira, Sugeila
Oñate Rosado, su participación en el Consejo de Ministros y reunión de gobernadores,
liderado por el Presidente de la República Juan Manuel Santos, que se llevó a
cabo el pasado martes en Sincelejo.
Ante
el mandatario de los colombianos, la gobernadora designada, enfatizó sobre la
crisis actual de desabastecimiento de alimentos, agua y combustible en la Alta
Guajira lo que cada día se agudiza, luego de que el gobierno de Venezuela
implementara una serie de medidas para controlar el contrabando en ese país.
“Logramos
consolidar los esfuerzos entre nación y región que nos permitan a corto y
mediano plazo dar solución a la calamidad humanitaria que vive el pueblo Wayuu
y los guajiros que residen en los límites del departamento de La Guajira con el
estado Zulia de Venezuela”, dijo Oñate Rosado.
La
Gobernadora designada, aseguró que junto a una delegación compuesta por
diferentes actores del orden nacional vía aérea harán un reconocimiento humanitario
en la Alta Guajira, “será una visita preparatoria para la llegada el día sábado
de los ministros de Salud y Minas, con quienes distribuiremos la ayuda
conseguida por el Gobierno Nacional para dar respuesta a la crisis por el
desabastecimiento de alimentos”, sostuvo la mandataria regional.
“La Guajira busca su consolidación económica, social, cultural y ambiental. Para
ello creemos que desde el gobierno nacional, se deben hacer todos los esfuerzos
para seguir incorporándonos a la  nación,
es decir lograr mas Estado, más mercado para una mayor integración interna,
para que a partir de ello se construya el 
ejercicio de la soberanía nacional en la frontera nororiental del país.
Creemos y confiamos en sus buenas intenciones con nuestro departamento y su voluntad
de ayudarnos”, son apartes de la intervención de la Gobernadora de La Guajira.
Oñate
Rosate, enfatizó en su intervención que en La Guajira existe una baja presencia
institucional de la Nación, que requiere la activa participación estatal
para  mitigar la crisis social  y de sostenibilidad fiscal  a  que
se ha visto abocada con el nuevo sistema de regalías.
Insistió
en la ayuda de la Nación para el cierre financiero del Proyecto de Acueducto
Regional  desde el Rio Ranchería que le
brindará  el servicio de acueducto a 8
municipios y a 324 mil  habitantes, con
un costo de $ 256 mil millones, monto con el que el Departamento no cuenta.
Igualmente,
reclamó la presencia del Estado para 
mitigar el impacto  del  desabastecimiento que  se presenta en presentando en Venezuela, por
las dinámicas que se mantienen con la frontera 
venezolana, la Alta Guajira y otras comunidades de municipios de Uribia,
Maicao, Manaure y Riohacha inclusive dependen del intercambio comercial que
siempre ha existido con el  Estado Zulia.  Al haber un proceso restrictivo
aprovisionamientos alimenticios, toda esta subregión se ve afectada, lo que ha
generado una crisis del orden humanitario.
Por
lo anterior Sugeila Oñate Rosado, solicitó respetuosamente el apoyo de
Presidencia para declarar una emergencia alimentaria trazar un plan de choque
que garantice la seguridad alimentaria para la región, priorizando las
comunidades indígenas de la alta Guajira. Reiteró que el apoyo del nivel
Nacional y regional es necesario. 
La
Solicitud fue acatada por el gobierno nacional quien apoyara la emergencia con
una inversión millonaria representada en alimentos no perecederos, agua y
combustibles, para  más de 100 mil
personas que residen en esa zona de nuestro Departamento.
-Publicidad-
Compartir