-Publicidad política pagada-
Con la intención de apoyar el progreso educativo ayer fue
entregada un aula en la comunidad Anaralito, zona indígena de Riohacha, obra
que tuvo un costo de 5 millones de pesos.
Los costos estuvieron a cargo de la cooperativa
Confiamos, quienes aportaron el dinero y dirigieron la realización de los
trabajos, por espacio de dos meses.
Esta escuelita alberga un total de 160 alumnos, todos de
la etnia wayuu y tienen tres años de estar funcionando en ese terreno de la
comunidad.
Los maestros han gestionado con amigos, familiares y los
padres de los niños para conseguir materiales para la construcción de los
salones y baños; hasta se han encargado los mismos docentes de hacer el barro
para empañetar las paredes del lugar para dictar las clases o las han encerrado
con varas de madera.
“Estamos muy agradecidos por el aporte de Confiamos, que
junto a otras personas y entidades han querido ayudarnos para salir adelante en
nuestra escuela, aquí tenemos muchas necesidades y una de ellas es tener el
código del Dane, como también seguir contando con más salones, pupitres,
tableros y computadores”, aseguró Patricia 
Pinto Apushana, docente del centro etnoeducativo # 5 Anaralito.
La comunidad educativa de Anaralito agradeció a la
Fundación Conectate, que dirige el periodista Mario Alfonso Puello por
gestionar estas inversiones del sector privado en su escuela, que hoy son una
realidad en el sector indígena.

En la jornada de entrega del aula, la cooperativa
Confiamos también regaló kit escolares, el director de Undeportes, Eduardo
Cavadía, entregó balones de fútbol; Germán Henríquez prometió aportar 400
ladrillos, Emcultur ofreció capacitación a 20 niños en narrativa y artística y
Corpoder entregó el uniforme completo para el equipo de fútbol.

-Publicidad-
Compartir

1 COMENTARIO

  1. Ese es un gran aporte al desarrollo de nuestras comunidades.

    Interesante por la cantidad de actores que participan en esta bella labor. Para copiar!!!!

    Ah… es mejor saber!!!

Comments are closed.