Habían recorrido varias cuadras persiguiendo al
comerciante, quien minutos antes retiró una fuerte suma de dinero de una
entidad bancaria; esta víctima estaba lista para hacerle el fleteo.
Pero, lo que nunca esperaron los delincuentes que el
dueño de su posible botín estuviera armado y reaccionara repeliendo la acción
de los facinerosos. 
Los bandidos se movilizaban en una motocicleta y
siguieron al comerciante hasta el barrio José Antonio Galán, donde lo
alcanzaron mientras este trataba de bajarse del vehículo en que se desplazaba.
Hasta allí la víctima estaba en la mira, pero el
conductor del vehículo entró en sospechas con los dos tipos que venían tras de
él y no lo pasaban.
Por esta razón, hizo un intento de descender del vehículo
y cuando los forajidos se le acercaron de inmediato sacó una pistola que
llevaba consigo y le disparó en dos oportunidades al que iba de parrillero.
El herido fue identificado como Eduardo Darío González
Caballero, de 44 años, quien nació en Barranquilla y al parecer tiene poco
tiempo de haber llegado a la capital de La Guajira.
Por el lugar se encontraba una patrulla de la Policía
Nacional que estaba custodiando a unos detenidos que habían hecho ingreso a la
Cárcel del Distrito Judicial de Riohacha.
Los uniformados se acercaron para percatarse lo sucedido
y ayudaron al delincuente herido llevándolo hasta la urgencia del hospital
Nuestra Señora de los Remedios, donde fue atendido.
Esta balacera se produjo a las 10 y 20 de la mañana  en la calle 9A con carrera 16, a solo una
cuadra donde funciona el penal de esta ciudad.
De acuerdo a las investigaciones de las autoridades, esta
persona junto con tres más se dedican al fleteo y recorren varias ciudades del
país con esta actividad delincuencial.
-Publicidad-
Compartir

2 COMENTARIOS

  1. muy bien por la persona que disparo y que no tenga lios judiciales asi debe ser siempre ojala los hubiera matado a ambos serian un par de lacras menos en la calle
    • Estoy de acuerdo .les salio un cuco a esas ratas ojala y siempre ese sea el resultado para esas lacras

Comments are closed.