-Publicidad política pagada-

 Hace unos 7 años debió salir con las manos vacías, con dos hijos y con la ropa puesta; se trata de Bellaniris Sierra, quien habitaba con sus hijos en el municipio del Carmen de Bolívar, de allí dijo haber sido desplazada por un grupo ilegal.

Atinó llegar a Maicao, como hacen muchos de los desplazados que llegan a La Guajira, con el propósito de rehacer su vida. En la ciudad fronteriza comenzó  tocando puertas, hasta que encontró una señora de buen corazón quien le prestó un lote para que construyera.
La desplazada, se ganó el aprecio de los vecinos del sector; quienes le ayudaran a construir con tablas una vivienda, quedando localizada en la calle 15 d con carrera 36 diagonal a la cancha de beisbol de este importante sector del barrio San Francisco de Maicao.
Hace unos tres días, la propietaria del terreno le pidió que buscara una alternativa de irse del lugar, ya que en los próximos días ella va construir en su predio, pero al parecer no fue la mejor forma.
Lo cierto fue en la mañana de ayer la señora Bellaniris Sierra, debió desbaratar su vivienda y sin saber a qué lugar, porque volvió a quedar sin techo; es decir, desplazada por segunda ocasión.
Cuentan que la señora llegó a las instalaciones del Palacio Municipal buscando una voz de aliento de parte del mandatario local Euripides Pulido Rodríguez; quien es una persona accesible y seguramente si tiene las herramientas necesarias la va ayudar.
-Publicidad-
Compartir