La Embajada del Japón en Colombia y la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta firmaron convenio para construir un internado y una cocina para niños de la comunidad Wiwa de San Juan del Cesar, en el Departamento de La Guajira.
Con una donación de 113.440 dólares los estudiantes del Centro Etnoeducativo Rural, localizado en el poblado indígena de Achintukua, jurisdicción de la vereda El Hatico de los Indios, corregimiento El Totumo, podrán contar con mejores instalaciones para adelantar el proceso de enseñanza aprendizaje, recibir sus alimentos y descansar cómodamente.
La gestión de estos recursos se hizo por solicitud expresa de la comunidad Wiwa y la Organización Yugumaiun Bunkuanarruwa Tayrona (OWYBT) que los agrupa y representa a nivel regional y nacional.

Actualmente, de los 114 estudiantes, 74 son albergados en el internado, debido a que sus hogares de origen están distantes y otros 40 menores residen con sus familias en las casas del poblado. En las instalaciones del internado no hay espacio suficiente para acomodar la totalidad de los menores por lo que un par de aulas tuvieron que ser acondicionadas para tal fin.

Aspecto de la firma del convenio entre el Embajador del Japón acreditado en Colombia, Kazuo Watanabe y Ricardo Tapia Reales Director Ejecutivo de la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta, el evento tuvo lugar en la sede de la Embajada en la ciudad de Bogotá.

“Con la construcción de este internado adicional al que hoy funciona, más la dotación y amoblamiento adecuados, permitirá, una vez concluidas las obras, que el Centro Etnoeducativo pueda aumentar la capacidad de atención para más estudiantes wiwas en condiciones apropiadas y garantizar el bienestar de los educandos en una instalaciones adecuadas y dignas, además con estos trabajos el plantel quedará proyectado para acoger aproximadamente unos 200 alumnos”. Indicó Ricardo Tapia Reales, Director Ejecutivo de la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta.
La donación que hace el gobierno japonés incluye la construcción de un módulo de cocina adicional con estufa para el funcionamiento continuo del comedor, con una bodega anexa para guardar y manejar de manera más óptima los alimentos que en la actualidad son almacenados en un aula de clases, por falta de espacio.
“Esperamos que con las posibilidades que este proyecto brinda a la comunidad wiwa, se mejoren las condiciones de nutrición y hábitos alimenticios de los niños y niñas en Achintukua” puntualizó Tapia Reales.
En el acto de suscripción del convenio estuvo presente el Embajador del Japón acreditado en Colombia, Kazuo Watanabe y Ricardo Tapia Reales Director Ejecutivo de la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta, el evento tuvo lugar en la sede de la Embajada en Bogotá.
-Publicidad-
Compartir