Aunque hoy las dos niñas wayuu ya están bajo tratamiento alimenticio, los dirigentes de esta etnia piden una mayor intervención del gobierno para poder salvar otras vidas.
 “Estas niñas estaban en el estado más crítico que yo haya podido mirar y estaban aquí solo 20 minutos de Riohacha, ayer tuvimos la oportunidad de llevar al médico pudiera atenderlas, porque nosotros no nos atrevimos a sacarlas y hubo que sacarlas en ambulancia”, expresó la líder wayuu Matilde López Arpushaina.
Dentro de los relatos la dirigente de esta etnia, deja ver su angustia cuando se encontró con esta situación de desnutrición y por eso llamo a las autoridades.
“Todo esto lo hicimos porque es una niña que tiene siete años, pesa nueve kilos, está en el peor de los estados, la encontramos muy crítico junto con su hermanita también”, dijo López Arpushaina.
Al mismo tiempo, la líder se siente muy preocupada por el olvido que existe hacia el pueblo wayuu, porque muy poca atención se les presta ante tantas necesidades.
“La situación de las comunidades indígenas yo siento que se va empeorando más, yo pienso que si las autoridades hicieran una búsqueda activa éstos no serían los únicos casos”, indicó Matilde López.
Igualmente, insiste en los pocos recursos que tiene para poder ayudar a los necesitados de su etnia y ve tan poco accionar  de las entidades del estado.
“Todos los días tengo el llamado de diferentes comunidades para que me acerque a mirar las condiciones en que están los niños, todos los días hay una queja diferente, pero no tengo los medios para llegar a cada lugar”, aseguró la dirigente wayuu. 
Como se recordará, la tarde de ayer dos niñas wayuu fueron rescatadas por el personal del hospital Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha y de la empresa Petrosecmic, por presentar una alta desnutrición.
-Publicidad-
Compartir