Cuando estaban preparando maletas para irse a Bogotá a
jugar fútbol, un joven murió después de ser impactado por una bala perdida, en
un tiroteo que se formó en el cobro de una extorsión a una tienda en Riohacha.
Edgar Alexander Castilla Arroyo, de 18 años, natural de
Riohacha, es el nombre de la víctima mortal de un tiroteo, que se presentó ayer
a las 4 y 50 de la tarde del jueves 1 de mayo del año en curso, en la calle 43 con carrera 7 H del barrio Tawaira de
esta ciudad, frente a la tienda La Arenosa.
Se conoció que había dejado de validar el bachillerato,
porque el Libertad Fútbol Club de Soacha, Cundinamarca se lo iba a llevar a jugar en su
plantel y este domingo viajará a la capital del país.
Habla
el padre del joven

Era todo un deportista y era un prospecto futbolístico
que ya estaba listo para ser fichado por ese equipo y allá seguiría estudiando
hasta graduarse como era el compromiso.
“Nos encontrábamos en la casa viendo el partido
Sevilla-Valencia, porque él era futbolista y tan aficionado al fútbol, cuando
sacaron a Bacca y casi iban perdiendo, se decepcionó y dijo papi vámonos para
allá a dar la vuelta por la casa (tienen una vivienda en otro barrio), me
insistió tanto, mira que ya me voy el domingo para despedirme de mi tío y
salimos con rumbo a la avenida al barrio Dividivi” narró Álvaro Castilla Molano,
padre del joven muerto.
El progenitor junto con dos de sus hijos se subieron a la
motocicleta, uno de ellos de tres años y salieron desde el sector del
Comunitario con rumbo al otro barrio. 
Álvaro Castilla Molano
“De repente veo así a tres jóvenes que venían con pistola
nueve milímetro en la mano y de repente siento dos impactos, a la mano derecha
de donde yo voy y siento que cuando cayó mi hijo con la cava que llevaba en la
mano”, precisó Castilla Molano.
Como se recordará, Edgar Castilla viajaba como parrillero
en el liviano vehículo conducido por su padre, cuando se formó un tiroteo y
éste fue la única persona lesionada.
El joven fue llevado a la clínica Cedes, donde de
inmediato lo trasladaron hasta el quirófano, donde falleció en plena sala de
cirugías a las diez de la noche.
Dueño
de la tienda disparó

Por su parte, los residentes de la zona no tienen muy
preciso quien hizo los disparos y las autoridades manifestaron que se
encuentran investigando lo sucedido en ese lugar.
“Este es un caso desafortunado que sucedido aquí en
Riohacha, prácticamente el dueño de una tienda, que había sido amenazado y con
las intensiones de cobrar un dinero de una microextorsión, el señor reacciona
contra los delincuentes y al parecer uno de estos disparos impacta a este joven
que pasaba con su papá en una moto”, afirmó el comandante  de la Policía Nacional en La Guajira, el
coronel Alejandro Calderón Celis. 
Alejandro Calderón Celis. 
De acuerdo con el oficial, el dueño de la tienda no se ha
presentado a dar declaración de lo sucedido, muy a pesar que fue un hecho en
defensa propia y pide que se presente para poder colaborarle, pero tiene que
presentarse ante la autoridad.
-Publicidad-
Compartir