-Publicidad política pagada-

Con una inversión superior a los 17 mil millones de
pesos, es lo que ha invertido la Cancillería en el departamento de La Guajira,
así lo indicó el asesor del Plan Fronteras para la Prosperidad del Ministerio
de Relaciones Exteriores, Luis Mora.
El alto funcionario quien estuvo ayer en Riohacha,
precisó que se trabaja en nueve líneas y se han puesto en marcha muchos proyectos,
que aunque son pequeños, tienen un alto impacto dentro de los territorios fronterizos
importante.
Dijo que el Ministerio ha llegado a casi todos los
corregimientos de La Guajira con recursos se han invertido en proyectos que
corresponden a los sectores de: desarrollo económico, gobernabilidad, salud,
educación, agua y saneamiento, energía, cultura, deporte y ambiente.
Manifestó que el proyecto de Telemedicina ha penetrado a
los municipios de: Uribia, 
Manaure, Fonseca, Dibulla. Igual que en obras en el
Internado de Shiapana, zona rural de Uribia y Paraguachón, en donde se
construyen 94 viviendas. Al igual que en la capital indígena de Colombia, con
el fortalecimiento a la cadena ovino caprina en la Alta Guajira.
“En el corregimiento de Paraguahón se construyen 94
viviendas, para los damnificados del invierno del 2010, para reubicar a las
personas que habitan en zona de alto riesgo”, precisó Luis Mora.
También la mano de la Ministra María Ángela Holguín, ha
llegado a los municipios de Urumita, Villanueva y La Jagua del Pilar, con
proyectos productivos de café.
Precisó que hacer deporte es una actividad que integra a
los pueblos, cuyo objeto es que los niños en tiempo en edad escolar usen el
tiempo extra clase, lo usen en una actividad deportiva, pero acompañado de todo
un ejercicio de cultura ciudadana.
Argumentó que tienen otro proyecto que tiene con fin
planificar e identificar las necesidades energéticas del departamento en sus
aéreas rurales.
Luis Mora.
Finalmente, dijo tienen otro proyecto que se denomina Gestores
del Deporte y la paz, la cual se está ejecutando en 13 municipios de de La
Guajira.
“El deporte es una muy buena excusa para crear
convivencia. Y la idea es que los niños sean multiplicadores de este proceso en
las comunidades, y van sembrando la semilla en los demás sitios y con ese uso
del tiempo libre seguramente estamos previniendo uso de sustancias
psicoactivas, reclutamiento forzado y drogadicción alcoholismo.
-Publicidad-
Compartir