-Publicidad política pagada-
En Riohacha se reunieron las dos mesas de diálogo que analizaron y acordaron los puntos faltantes de las peticiones que hicieron los empleados de Sepecol, en el marco del levantamiento del bloqueo a la línea férrea de propiedad de Cerrejón y que tuvo como garante al departamento de La Guajira.
“Cabe de resaltar la voluntad de Cerrejón, que estuvo atento a todas las condiciones y peticiones que se hicieron para que esta protesta llegara a su final con acuerdos muy precisos, que nosotros como institución ahora le haremos seguimiento”, manifestó el secretario de Gobierno Departamental, Wilson Rojas Vanegas.
La jornada se realizó en la sala de juntas y en la Secretaría de Gobierno del palacio de La Marina, durante toda la mañana; en donde participaron los representantes de Cerrejón, las empresas de seguridad, Vigil, Vise y Sepecol, palabreros wayuu, trabajadores y el Sindicato Nacional de la Industria del Carbón, Sintracarbón, Ministerios del Interior, del Trabajo y el de Minas.
“Todo lo que se habló durante todo el día jueves en el kilómetro 34, de la carrilera entre La Mina y Puerto Bolívar, se trajo hasta Riohacha para que se pudiera contar con mucho más tranquilidad y no obstaculizar las labores de transporte del carbón”, señaló Rojas Vanegas.
Las negociaciones estuvieron atrancadas por la conciliación de dos puntos, donde, cada uno de ellos, estaban relacionados con la continuación laboral de los vigilantes de Sepecol en las otras dos empresas.
“El tema de 190 operarios  que podían quedar por fuera, quedó reducido en 45 más, lo que significa que estarían entonces quedando 147 cesantes, como una solución a la alta cantidad de personal que quedaba por fuera y se logró reducir”, aseguró Wilson Rojas.
El acompañamiento de carácter institucional por parte de la Gobernación  y el gobierno nacional, que permitieron mediante el dialogo lograr unos buenos acuerdos.
-Publicidad-
Compartir