-Publicidad política pagada-
Un voraz incendio acabó con el futuro del propietario de
la Cacharrería Combita, ubicada entre las calles 39 y 40 al lado del lugar que
popularmente se le conoce cementerio Los Indios.
Los organismos de socorro duraron tres horas para
extinguir las llamas que comenzaron pasadas las 11 de mañana y terminaron cerca
de las 2 de la tarde. La conflagración comenzó en la Cacharrería Combita y se
ha propagado unos metros más abajo, con la ayuda de la brisa que viene oriente
a occidente.
Los observadores buscan el mejor lugar para captar todos
los detalles del incendio. El humo que cubrió gran parte del cielo de Riohacha
despertó la curiosidad de centenares de personas que se volcaron al lugar.
Muchos de los curiosos no dejaron pasar el momento para hacer sus fotografías.
Unas de las maquinas de bomberos se observaba impotente
ante el voraz fuego que consumía los chatarras que almacena la Chatarrería
Combita. Hasta el momento no se registran víctimas y las pérdidas son
millonarias e incalculables.

La capacidad de agua de las dos maquinas del Cuerpo de
Bomberos eran insuficiente. Se sumaron dos carros cisterna de la Policía
Nacional y la situación comenzó a controlarse con la llegada de las máquinas de
la Aeronáutica Civil, quienes con trajes y botas combatieron el fuego, además
de la espuma que rociaron pudo aplacarse las llamas.

 Al lugar hicieron presencia el Gobernador de La Guajira; José María Ballesteros Valdivieso; el alcalde Rafael Ceballos Sierra, y Bernardo Pantoja, director de la Defensa Civil, entre otras autoridades.
Las llamas dejaron convertidas en cenizas las tres
bodegas están dedicadas a la compra y venta de chatarras en la parte de atrás
del Mercado Nuevo y sin ningún sistema de seguridad que les permitiera prevenir
un incendio.
Para conflagrar el incendio se unieron las entidades de
socorro como Defensa Civil, Cruz Roja, Bomberos, y se sumó el  Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad.
-Publicidad-
Compartir