-Publicidad política pagada-
La comunidad católica en compañía de los hermanos franciscanos celebró los 50 años de la parroquia Nuestra señora del Pilar en Dibulla. La solemne eucaristía fue precedida por Monseñor Héctor Salah Zuleta, que destacó la labor e invaluable aporte de los sacerdotes que han infundido la fe de esta comunidad cristiana bajo la esperanza de la paz y la salvación.

“Quiero invitarlos para que sigamos construyendo y mejorando nuestra comunidad cristiana, que estos 50 años en los que Dios ha bendecido a esta tierra continuemos unidos en acción de gracias a nuestro padre por todo lo que este templo material ha traído al municipio de Dibulla, ayudando a edificar la comunidad cristiana que hoy vive su fe en ella, fruto del trabajo abnegado de sus sacerdotes que con gratuidad y generosidad han entregado su amor a esta iglesia” señaló, la alcaldesa Silvia Ospino Bermúdez.
El padre Fray Julio Franco Gaviria, actual párroco manifestó con regocijo el privilegio de hacer parte de esta familia eclesiástica y de compartir el servicio pastoral en esta localidad que ha recibido muchas bendiciones en estos años. Invitó a la comunidad a seguir participando de la sagrada comunión como símbolo de unidad y gracia para recibir a Jesús.
Los presentes participaron del descubrimiento de una placa conmemorativa, que fue descubierta para la apreciación de los feligreses.
Historia
El 20 de junio de 1964, por el decreto No. 007 el excelentísimo señor Eusebio Septimio Mari, Vicario apostólico de Riohacha, erigió la parroquia Nuestra Señora del Pilar en el municipio de Dibulla. En el año 1972, el excelentísimo Monseñor Livio Reginaldo Fischione, vicario apostólico de Riohacha, confirmó como tal el decreto de erección de la parroquia renovándole todos los atributos que la ley canónica le otorga. 
-Publicidad-
Compartir