El represamiento de basuras en las calles, carreras y las vías de acceso de los corregimientos en Dibulla, tienen preocupados a los habitantes; sumándose a este problema el vertimiento de las aguas sucias al río Jerez.
Sobre el primer caso se conoce que desde hace un mes, la Corporación Autónoma Regional de La Guajira, Corpoguajira, ordenó el sellamiento del basurero abierto El Burro.
La medida tomó de sorpresa a Aguas de Dibulla, que ha demostrado que no tiene un plan de contingencia y por esta razón tiene, al municipio inundado de desechos sólidos.
En los andenes de Río Ancho, La Punta de los Remedios, Mingueo y Palomino; se puede observar el represamiento de las basuras, que incluye la misma cabecera municipal.
La Superintendencia de Servicios Público mediante un oficio conminó a la empresa que tiene a su cargo la recolección de los desechos sólidos para que continúe realizando su operatividad.
El ambiente está lleno de suciedad en todo el territorio y a este hecho se suma, un segundo caso de contaminación: el desbordamiento de la laguna de oxidación, que derrama sus aguas desechas al río Jerez.
La epidemia está por desatarse en Dibulla, porque ahora es la corriente la que recibe las impurezas del servicio de alcantarillado, depositándola en el río. 
Sobre estas dos situaciones contaminantes, la administración municipal se ha pronunciado afirmando que es Aguas de Dibulla, la responsable del servicio, porque para eso tiene una concesión y está vigente, debiendo solucionar los problemas existentes.
Los habitantes de los corregimientos están reuniéndose para solicitar la intervención de los entes de control, porque la empresa y el municipio sostienen una puja política, perjudicando a la comunidad.
-Publicidad-
Compartir