-Publicidad política pagada-
Al quedar seco por completo el río Maluisa en Dibulla, los dueños de finca han protestado porque los dueños de los extensos cultivos de palma de aceite acaparan el agua desviándola para sus propiedades.
Por esta razón, los funcionarios de la Unidad Municipal de Atención Agropecuaria, Umata, realizaron una inspección a la zona, encontrando el paso de la corriente completamente bloqueada.
En la visita fueron encontradas turbinas en completa operación, barricadas, trincheras realizadas por los finqueros, que la utilizan para siembras de banano y palma aceitosa.
Al mismo tiempo, se comprobó que la zona pantanosa ha quedado seca por completa, quedando el lecho del río sin una gota de agua, al ser desviado de su cauce.
Por el fuerte verano que azota a La Guajira, el preciado líquido se hace más necesario y por eso han realizado la extracción del agua para ellos, perjudicando a los pequeños agricultores y ganaderos del sector.
Con el informe entregado por la Umata, los afectados anunciaron poner esta anomalía en manos de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira, Corpoguajira, para que se corrija el problema.
Todo parece indicar que a los dueños de las fincas con grandes cultivos, recibieron autorización para usar el agua y estos han abusado dejando sin el preciado líquido a los demás residentes de la zona.
El acaparamiento de la corriente del río, se realiza sin ningún miramiento, perjudicando a los pequeños ganaderos y agricultores que se surten de estos afluentes para la subsistencia de sus cultivos y animales domésticos.
Las quejas aumentan cada día por parte de los campesinos y agricultores tradicionales, quienes claman por un poco del preciado líquido para abrevar sus ganados, ya que los  propietarios de los predios más grandes los dejan sin oportunidad de poder abastecerse de este afluente.
-Publicidad-
Compartir