-Publicidad política pagada-
Dos atentados terroristas alteraron el orden público en
dos municipios del sur de La Guajira, con un saldo trágico de dos personas
muertas un número indeterminado de heridos y lesionados.
El primero sucedió a eso de las 11 de la noche en el
sector del Resguardo Indígena de Trupio Gacho, en el corregimiento de Papayal,
municipio de Barrancas; en donde fue dinamitado el tubo que conduce el gas
natural a los municipios del sur y el resto del país.
En este sector de la geografía de La Guajira, la gente
salía despavorida, por el impacto y el ruido que causó la explosión y la salida
del gas, junto con partículas de arena fueron elevas al cielo y  caían sobre las viviendas de este humilde
poblado de Papayal.
Aquí murió de infarto el señor Ramiro Bustos Carrillo, de
52 años de edad, quien se asustó por la explosión y el ruido siguió provocado
del gas que tenía el tubo, y que según los pobladores duró cerca de dos horas.
Las partes del cuerpo fueron recogidas por los pobladores de Hatonuevo.

El otro atentado ocurrió hacia las 11 y 30 de la noche
del miércoles en la Sub-estación de energía eléctrica del municipio de Hatonuevo,
en donde fue averiado un transformador de alta tensión, y resultó muerta una
persona que por efecto de la onda explosiva se desintegró, quedando partículas del
cuerpo regado en un radio de acción de por lo menos 300 metros. Noticias en construcción.
-Publicidad-
Compartir