Ante la seguía por la que vienen atravesando algunas comunidades en La Guajira, la Policía Nacional dispuso de carro tanques con agua para abastecerla; especialmente indígenas con el fin de  ayudarle y calmar esta necesidad tan sentida.

“Contamos con un plan de acompañamiento a esta necesidad  se espera llegar hasta los  sectores más afectados por la sequía en el Departamento y concentrar los esfuerzos hacia diferentes  rancherías donde hay problemas de agua potable”, indicó el coronel Alejandro Calderón Celis, comandante de Policía La Guajira.
Con estas jornadas de suministro de agua potable a comunidades indígenas, la unidad policial espera beneficiar alrededor de 250 familias wayuu.
-Publicidad-
Compartir