De los 315 prestadores de salud en La Guajira, llámense clínicas, hospitales, empresas de ambulancias, ó IPS indígenas; están incumpliendo con las exigencias para atender bien a los pacientes y evitar que se produzcan muertes en los procedimientos médicos.
“En la actualidad tenemos un incumplimiento total de los estándares, que se ha encontrado al hacer las visitas de vigilancia y control, donde no se cumple con la estructura física, falta de idoneidad de quienes atienden, que no cumplen con los perfiles, las normas, las guías, los procesos y los manuales los tienen pero no los aplican; por eso la calidad está muy deteriorada en nuestro departamento”, indicó la coordinadora del Área de Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud Departamental, Yoryane Magdaniel Moscote.
Durante el 2013 esta entidad realizó 87 visitas y se encontró que solo cinco de las instituciones cumplieron con la mayoría de los protocolos exigidos.
“Lo que se busca es ejercer una vigilancia y un control, donde estos prestadores que están incumpliendo sean muy honestos, porque al final el mismo sistema los va sacando, sino hacen una renovación y una autoevaluación para prestar servicio con calidad”, anotó Magdaniel Moscote.
Existe la circular 005 del 2012, que fue firmada de manera conjunta entre Contraloría General de la República, Superintendencia de Salud, Ministerio de Salud, que también se está incumpliendo en La Guajira dijo la funcionaria.
“Queremos que no hallan más muertes materna perinatal, que el binomio madre hijo sea lo principal en cada institución, que no rechacen en las urgencias a los pacientes y deben someterse a las normas y así evitar la muerte de maternas, perinatales y niños por desnutrición”, puntualizó Yoryane Magdaniel.
Para la coordinadora del Área de Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud Departamental, los indicadores deplorables que se tienen en La Guajira por muertes de niños desnutridos, dengue, mortalidad materna, malaria, entre otros; ahora les toca a las autoridades actuar.
-Publicidad-
Compartir