Gobernador Ballesteros declaró Calamidad Pública por Sequía

Después de la declaratoria de estado de emergencia por la sequía y la falta de agua y alimentos en ocho de los 15 municipios, la Gobernación, ayer decretó la calamidad pública de La Guajira.

“Ya es la alerta que se nos ha presentado por la situación que se está presentando en el departamento, el tema de sequía el desabastecimiento de agua para las comunidades, lo afectado que está el sector ganadero, el agrícola; pero sobre todo la supervivencia humana, esto me llevó a citar hoy al consejo departamental de gestión del riesgo para solicitar las recomendaciones para decretar la calamidad pública”, opinó el gobernador José María Ballesteros Valdivieso.

Según el mandatario con esta disposición no se puede seguir diciendo que el departamento se encuentra en una crisis, porque hoy legalmente se encuentra en un nivel de urgencia de mayor preocupación.

-Publicidad-

“Con esta declaratoria se podrán obtener unas acciones más inmediatas y continuar en la gestión de gobierno ante el gobierno nacional para la consecución de recursos y la nación tenga las mayores acciones para atender la situación que está pasando hoy”, expresó Ballesteros Valdivieso.

Los municipios de Uribia, Riohacha, Manaure, Albania, Barrancas, San Juan del Cesar, Dibulla y Maicao; hicieron la declaratoria de emergencia, faltando Hatonuevo y Fonseca, que también están afectados por el intenso verano y la falta de agua.

“Durante toda esta semana hemos realizado un estudio, que implica la construcción de pozos profundos, carros cisternas para un plan inmediato de choque, adicionalmente todo lo que concierne a tanques de almacenamiento, porque la parte de salud requiere que estén bien almacenadas, de lo contrario vendría a generar otra crisis adicional; todo esto debería verse reflejado en las inversiones que se vayan a hacer en el departamento”, aseveró José Ballesteros.

Hasta anoche se estaban esperando la entrega de los estimativos de costos que deben realizarse en todos los municipios, para presentarlos ante la Unidad Nacional del Riesgos.

-Publicidad-
Compartir