Sin buenos resultados quedó La Guajira en materia de atención a la desnutrición infantil por parte de la Secretaría de Salud Departamental y las Empresas Prestadoras de Salud, EPS; que se rajaron ante las autoridades del orden nacional.
“Esto es un ejercicio, que no es una reunión para venir hacer una serie de compromisos, es una evaluación de seguimiento a una situación de crisis por la mortalidad infantil que fue denunciada, además el de vacunación donde La Guajira está muy mal; donde las EPS y los municipios no están firmes en atacar estas acciones de salud pública”, informó el asesor de la Superintendencia de Salud, Iván Guerrero Guevara.
Las tareas a realizar les correspondían a las Secretarías de Salud Municipal, las empresas Prestadoras de Salud, EPS, quienes debían realizar las acciones urgentes para enfrentar la desnutrición infantil.
“De verdad voy a hacer muy sincero, me llevo mucha preocupación, porque los resultados evidenciados a excepción de Riohacha, son muy bajos, no hemos visto un compromiso, que busque un pacto positivo de solución a este tema de la mortalidad infantil”, señaló Guerrero Guevara.
En mayo en La Guajira la Supersalud, realizó una auditoria en todos los componentes, que dejó resultados pésimos; porque les hablaron de plan de alimentación y este no está funcionando.
“Nos preocupa y he sido muy sincero con la Secretaría de Salud Departamental, es el ente articulador, que regula el sistema; ahora ellos deben ponerle más atención a que discuten, deben prestarle importancia a las acciones para mejorar el sistema de salud, porque puede ocasionar decisiones muy drásticas en contra del departamento”, concluyó Iván Guerrero.
El plan de seguridad alimentaria no es un documento que se explica en un informe, lo que se requiere que se adelante en los municipios, especialmente donde hay más dificultades de acceso y se reporten más desnutridos.
-Publicidad-
Compartir