-Publicidad-
Después que un juez ordenó la detención domiciliaria, los superiores de un integrante de la Policía Nacional, lo mantienen aún custodiado en las instalaciones de la Estación Departamental de esa institución armada; desatendiendo la orden impartida en una audiencia.
La denuncia fue instaurada por los familiares de Jhon Varela Morelly, quien el pasado 11 de agosto el Juzgado Segundo Municipal, con funciones de garantías le dictara la medida según el radicado 440001-60-01080-2014-00493-00.
Varela Morelly se venía desempeñando como miembro de la Seccional de Inteligencia, Sipol de la Policía Nacional, pero al parecer por persecución de un superior, es acusado de causarle destrozos a la vivienda de éste intendente, a quien le hicieron unos disparos a su lugar de residencia.
Se estableció que Jhon Varela fue trasladado por orden de la Dijin a otra seccional, cuando ocurrieron los hechos que son materia de investigación y por esta razón el subintendente fue detenido en Cúcuta.
El integrante de esta institución armada fue traído hasta Riohacha, donde asistió a la audiencia de imputación de cargos y legalización de la captura, donde Varela no se allanó a los cargos que le son imputados.
La vista pública se cumplió el pasado martes, hace ocho días, donde se estableció que debía ser conducido hasta Santa Marta, donde tiene establecido su lugar de residencia, durante los primeros tres días de realizada la audiencia pública.
Pero han pasado los días y todavía sin explicación alguna lo mantienen en el Comando de la Policía Nacional en Riohacha, cuando debería estar en su vivienda.
En el lugar permanece bajo la vigilancia de varios uniformados de la misma institución de seguridad del estado, sin cumplir con la orden del Juzgado Segundo Municipal, de hacerse el traslado en solo tres días.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here