A pesar que están dentro de las instalaciones del Megacolegio de la comuna 10 de Riohacha, los estamentos educativos de la zona han considerado que es poca la ayuda que han recibido para terminar de adecuar las instalaciones.
Foto de archivo
“A la institución educativa le hace falta la culminación de la sección de preescolar, zona de estancia y la recreativa, que fueron dejadas algunas sin terminar y otras no las hicieron y para ser una Megacolegio le falta la segunda etapa”, señaló el rector de la Institución Educativa Denzil Escolar, Ricardo Ordoñez De la Cruz.
Para el rector del colegio, en la construcción que existe actualmente se invirtieron 10 mil 142 millones de pesos, que corresponden a la primera parte de la edificación.
“Las obras quedaron unas en obra gris y otras en obra negra, donde a las primeras les falta el acabado y en la segunda les faltó algunos salones, al aula múltiple le hace falta pañete y que tenga el acabado completo, además de hacer la parte recreacional, como las canchas”, informó Ordoñez De la Cruz.
De acuerdo con la máxima autoridad de la institución educativa, la Unión Temporal del Norte terminó el contrato, que estaba adelantado en un 98 por ciento y le faltaba la parte eléctrica, que debía energizarla la Electrificadora del Caribe, Electricaribe.
“Entiendo pero no lo tengo claro, lo que están es liquidando la contratación esa por medio del secretario de Obras del Departamento, Dámaso Parodi, que ha estado pendiente y siempre ha traído la vocería del gobernador  (José Ballesteros Valdivieso), que están mirando como realizan una adición que culmine preescolar y a las partes gris que tiene la edificación”, concluyó Ricardo Ordoñez.

Dentro de las explicaciones entregadas por el rector de la Institución Educativa Denzil Escolar, han quedado muchas partes deficientes, pero se tomó la decisión entre los padres, estudiantes y profesores de mudarse al megacolegio aunque estuviera sin terminar porque donde estaban había hacinamiento.

-Publicidad-
Compartir