-Publicidad-
Hasta las instalaciones del Hospital Nuestra Señora de los Remedios llegó la  señora María Mónica Uriana Uriana, de 28 años   de edad, con la criatura muerta en la barriga, así lo determinó el equipo que la trato en el centro asistencial.
Uriana Uriana, llegó con fuerte dolor en su vientre y en grave estado de salud, la paciente quien ingresó consciente y en dialogo con médicos de turno manifestó que duro 4 horas para llegar al hospital procedente de una ranchería cerca de Aremasain ya que no encontraba transporte para llegar al hospital.
Al momento de ser recluida en la sala de parto y en las condiciones que fue encontrado el bebe (mal olor, cordón umbilical de color verdoso) los médicos se dan cuenta que la niña  ya tenía más de 2 días de haber muerto en su vientre.
“A mí ya se me han muerto 2 niños con este, lo que pasa es que yo vivo en una ranchería muy lejos y a las 4 de la tarde me dieron muchos dolores” manifestó María Mónica Uriana Uriana.
La gerente del hospital Flor García Peñaranda indicó que existen muchas mujeres que asisten a control en la etapa del embarazo. “Este caso es un parto expulsivo, presentación podálica, parto avanzado y macerado (muerto) con signos de varios días de haber fallecido y un  peso  de 2.100 gramos”.
Al día siguiente y después de haber realizado todos los procedimientos médicos a la señora se le dio de alta y abandonó el hospital en compañía de su hermana.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here