Directivas del Hospital ayudaron a salvar vida de un niño

Tres horas bastaron para  que la gerente del Hospital Nuestra Señora de los Remedios convenciera al padre de una criatura, que necesariamente debía autorizar la intervención quirúrgica de su señora que se encontraba embarazada.
Este fue el último escollo que debió pasar Flor García Peñaranda, gerente del centro asistencial porque la señora madre de Glenis Eugenia Ipuna Epinayu, mujer wayuu de 18 años de edad, a quien debían practicarle cesárea, también no aceptaba que a su hija le hicieran el procedimiento.  
La inquietud que tenía el cuerpo médico y directivo del centro médico era que a la paciente había que salvarle la criatura que ya se encontraba sin líquido amniótico.
El papá se oponía aludiendo que después de la cesárea ella no podía trabar igual y no podía levantar peso y que era un procedimiento muy costoso, a lo que los funcionarios del Hospital le explicaron que el HNSR cubría todos los gastos incluidos alimentación y pañales del bebe.
Al final todo fue felicidad, el hombre se alegró con su criatura y ahora los funcionarios deben cumplir con su palabra y cubrir los gastos post-operatorio.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here