-Publicidad-
La educadora Edita Rosa Rojas Atencio, se
convirtió en la primera docente en La Guajira en producir dos libros didácticos
para grados 10° y 11° de secundaria los cuales fueron editados por una
importante firma a nivel nacional.
Son libros de Educación Artística denominado
“Aula Artística: Desarrollo del pensamiento divergente”, sirven como material
de estudio los cuales serán puesto a disposición de las diferentes  instituciones educativas de todo el país a
través de la editorial Aula Creativa de Bogotá.
Rojas Atencio es maestra en Artes
Visuales del colegio Sagrada Familia de Riohacha y tiene una Especialización en
Ética y Pedagogía de la Universidad Juan De Castellanos.
La docente y artista exhibe con orgullo los libros de su autoría.
Desde que cursaba su pregrado ya traía la inquietud de utilizar la sensibilidad artística como un potencializador pedagógico de la  creatividad, gracias a ello participó en diversos proyectos artísticos que le merecieron obtener la matrícula de honor en repetidas ocasiones y recibir un pergamino de reconocimiento de la Universidad de La Guajira.
Durante su ejercicio profesional la docente continúa con la idea de unificar su accionar creativo con el educativo “Durante años el sistema educativo ha tratado las artes plásticas como el simple hecho de dibujar y pintar bonito, eso actualmente está desvirtuado desde el punto de vista artístico”.

Edita Rosa argumenta que la enseñanza es el cultivo de la estética, el conocimiento, dominio de las formas y los colores nos puede servir para muchas otras aplicaciones en la vida diaria. Un niño que despliegue sus aptitudes estéticas durante su formación puede llegar a hacer uso de ellas desde diversas áreas del saber cómo la arquitectura, el diseño, la ingeniería, e incluso la medicina.

La docente y artista exhibe con orgullo los libros de
su autoría.
Entonces, debemos entender que la Educación Artística no es una materia de relleno, y para potenciarla solo se requiere de diseñar adecuadamente los ejercicios y estrategias que deben seguirse, pero cuidando permanentemente que no se pierda la capacidad de entretener que tienen las artes, porque el niño aprende mucho más cuando se divierte haciéndolo, puntualizó.

Aquí en compañía de su esposo, el también artista y Comunicador Social Miller Sierra Robles, y de sus hijos Franscesca y Andrés Miguel.
Esta joven artista y docente riohachera ha venido trabajando en favor de su comunidad desde hace unos 10 años. En el área de las artes sus obras han participado en diversas exposiciones en ciudades como Barranquilla, Tunja o Caracas, han sido utilizadas para ilustrar publicaciones como la compilación literaria “Los hijos del pez” y la han hecho merecedora de galardones regionales como el Premio Departamental de Artes Plásticas de La Guajira 2007.
Su trabajo docente lo ha desarrollado en establecimientos educativos como el Colegio Británico y las instituciones María Montessori y Marcelo Graciozi de la ciudad de Riohacha, en los cuales ha venido implementando su estrategia pedagógica en la que las artes sensibilizan al estudiante para movilizar la creatividad hacia otras áreas del conocimiento.
La escultura en papel maché “Des-Empapelado” le mereció a Edita el Premio Departamental de Artes Plásticas de La Guajira 2007.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here