En la construcción de espolones el Estado ganó 48 mil millones: Manuel Sierra Deluque

Ese fue uno de los argumentos que utilizó el abogado del
ingeniero Manuel Cayetano Sierra Deluque, para que éste quedara en libertad
luego de 34 días de estar tras las rejas.
La decisión la tomó la Fiscalía delegada ante la Corte
Suprema de Justicia tras escuchar varios testimonios de funcionarios públicos y
de la empresa contratista que no hubo sobrecosto en la obra que consistió
construir los espolones de Riohacha, para alejar el mar de la calle 1 como también
conseguir playa.
Los hechos se remontan en el año 2007, cuando Sierra
Deluque ostentó la dignidad de Gobernador (e) de La Guajira en la administración
de José Luis González Crespo.
Antes de su aprehensión Manuel Cayetano se desempeñaba
como secretario de Hacienda de Riohacha. Su captura se produjo un miércoles y
ese mismo día y casi a la misma hora recobró su libertad.
Las declaraciones determinantes para su libertad fueron
la del contratista Antonio Ávila Chassaigne, los directivos de la Fundación Minuto
de Dios y la del exgobernador de La Guajira, Jorge Eduardo Pérez Bernier; quien
denunció los posibles sobrecostos de la obra y después la recibió a total satisfacción.
En la obra se invirtieron inicialmente 15 mil millones de
pesos, contrato que firmó el exgobernador José Luis González Crespo y la adición
de 7 mil millones más, bajo la rúbrica de Sierra Deluque.
“Los contratistas le demostraron a la Fiscalía la compensación
de playa que ha recibido la capital, al valor del metro cuadrado según Agustín Codazzi
le está representando a la ciudad unos 70 mil millones de pesos”, Manuel
Cayetano Sierra Deluque.
Sierra Deluque también manifestó que según informe de Policía
Judicial, la obra no tuvo ningún sobrecosto. “Con toda esa información decidió
concedernos la libertad plena, gracias a Dios, el testimonio del exgobernador Pérez
Bernier, que fue muy contundente”.
Por esta denuncia Sierra Deluque permaneció 34 días tras
rejas en el edificio donde funcionaba el Das, en un centro de paso, dice llegar
a Riohacha sin rencores y se considera un hombre nuevo.
“Gracias a Dios
que me hizo fuerte para superar esta prueba, a la gente que me apoyó con sus
oraciones, a mi familia, muy agradecido con Dios, con Riohacha y La Guajira”.
Finalmente Sierra Deluque, dijo que el perjuicio que se
hacen los guajiros denunciándose unos a los otros eso va a dar a Bogotá y “ellos
nos miran como si todos fuéramos ladrones. Esa es mi percepción que tenemos que
controlarnos a toda la dirigencia, porque no las pasamos los dos peleando y
tenemos que mirar más  allá”.
Manuel Cayetano es un riohachero más, que llega desempleado
y a caminar nuevamente por el parque Padilla, ir a la playa y todos los sábados
a comer tortuga que mucha falta le hizo.
En la tarde de hoy es esperado por sus amigos y
familiares en el aeropuerto Almirante Padilla de Riohacha.
Escribió Climaco Rojas Atencio.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here