-Publicidad-
El ente acusador precisó que el
exgobernador de hallarse culpable podría enfrentar una pena de 50 años de prisión.
El exmandatario escuchó la fiscal
delegado ante la Corte Suprema quien lo acusó de los delitos de homicidio
agravado, dos tentativas de homicidio, fabricación, tráfico o tenencia ilegal
de armas y municiones agravado; además de tráfico, porte o tenencia ilegal de
armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares.
Para la Fiscalía Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez,
fue quien ordenó asesinar  a Henry
Ustariz Guerra, al escolta Wilfrido Fonseca Peñaranda y a la exalcaldesa de
Barrancas Yandra Cecilia Brito Carrillo.
Para el ente acusador fue ‘Marquitos
Figueroa’ y ‘Perra ñata’, junto con otros sicarios, fueron los responsables de
ejecutar el plan, el cual habría sido planeado por Gómez Cerchar.
El primer episodio de sangre ocurrió el
2 de abril del 2008, cuando un comando armado atacó con fusil a Ustariz y
Fonseca, quienes se dirigían de Barrancas a Fonseca y el segundo hecho de sangre
ocurrió el 28 de agosto del 2012 en Valledupar cuando los sicarios acribillaron
a Yandra Brito.
Para la Fiscalía es claro que “se
evidencia la existencia de una empresa criminal estructurada, liderada por
Marcos Figueroa con una capacidad para cometer homicidios, tráfico de armas y
desapariciones forzadas”.
El exmandatario llegó a la Fiscalía un poco tranquilo y su defensa dijo que la acusación presentada por la Fiscalía es debatible, ya que están soportadas
en testimonios falsos y esperan que llegue el juicio para demostrar que su
cliente es inocente.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here