-Publicidad-

La frontera la cierran desde las 10:00 de la noche hasta las 5:00 de la madrugada.

Un sin número de guajiros que por muchas razones debían cruzar la frontera e ir a Maracaibo a realizar diligencias o a buscar algún encargo, deberán resignarse ya que ésta permanecerá cerrada todas las noches durante tres meses.
Así lo decidió el presidente Nicolás Maduro, quien precisó que es una restricción del desplazamiento de carga, personas, en zonas fronterizas y las medidas especiales de persecución, castigo contra el contrabando.
Indicó que con la recia presión de las autoridades se han detenido 425 personas, hay medidas cautelares para 68 y se han  desmantelado 45 bandas, y eran en su mayoría las encargadas de sacar de Venezuela los alimentos, combustibles y toda clase de abarrote y traído para Colombia.
Esa presión que ejercen las autoridades venezolanas ha repercutido considerablemente en la gente que vive del comercio que habitan en Maicao, Paraguachón, Uribia, Alta Guajira y que solidariamente afecta a todo el departamento de La Guajira  como también algunos departamentos de la Costa Caribe.
“Ahora ir a Venezuela no es cómo antes, porque ahora no puedo regresar de noche y muchos salir de madrugada, porque tienen cerrada la frontera”, indicó Carlos Epinayú Gutiérrez, una de las personas que viajaba a cada rato a Maracaibo.
Con esta medida el gobierno venezolano busca dar un duro golpe al contrabando de extracción de alimentos y combustible hacia Colombia, que tiene al estado Zulia como la más afectada.
“Con estas medidas estamos incrementando los mecanismos para reducir a su mínima expresión el contrabando de extracción” a lo largo de los 2.200 kilómetros de frontera, manifestó Vladimir Padrino López, jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb).
Padrino López, dijo que en el mes de julio fueron incautadas 21 mil toneladas de alimentos destinadas al contrabando. “Nos sirven para alimentar a casi 700 mil personas durante un mes. En materia de combustible se superó en 500% lo incautado, estamos hablando de 40 millones de litros de combustible”.
Ya en La Guajira ha comenzado a sentirse el aumento de la canasta familiar ya que la mayoría de los alimentos que consumen esta sección del país son de procedencia venezolana.
Una pimpina de gasolina costaba unos 18 a 20 mil pesos, es decir que el galón, oscilaba entre 3.000 y 3.500 hoy cuesta el doble; por lo que ya no es negocio para los guajiros comprarla y ahora se aprovisionan de las estaciones de servicio, que venden un poco más económico el combustible que también es venezolano, pero este paga es legal, por el convenio existente entre los dos países.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here