No hay detenidos y parece que el Fiscal archivará el proceso investigativo.

Cincuenta meses se cumplen mañana 7 de octubre, cuando ocurrió la muerte de la estudiante de séptimo grado de La Divina Pastora, Ilva Linda Polo Becerra de 13 años de edad, en hechos que no ha podido descifrar la Fiscalía y en esas circunstancias archivarían el proceso.

Para la sociedad riohachera se sospecha que los responsables de su muerte serían sus padres. Luis Napoleón Polo e Ibon Rocío Becerra. Sin embargo, con el paso del tiempo se ha dicho de otros nombres, cómo su hermano quien para la época de los hechos pertenecía a la Cultura Emo: un estilo musical derivado del punk hardcore americano.

Alfredo Márquez
-Publicidad-

Este medio de comunicación dialogó con su señor padre Luis Napoleón Polo, quien culpa abiertamente a la progenitora de la occisa. “Aunque la Fiscalía parece no tenerla clara, yo sí. Fue su propia madre, una mujer desnaturalizada que le quitó la vida a su hija”.

Con lágrimas en los ojos, “El que siempre se dedicaba a mi hija era yo, ellos siempre han estado conmigo y mi ‘Ilvita’ tuvo la desgraciada de tener una madre cómo esa, que acabó con su vida”.

Dice que la muerte de su hija le cambió su vida, son cuatro años y dos meses después. “El proceso está parado, ya que el fiscal no ha ordenando mas nada. Además, la última vez que hablé con el Fiscal me dijo que esperaba reunir el comité técnico, para determinar el paso a seguir”, indicó Luis Napoleón Polo.

El proceso investigativo está a cargo del Fiscal Alfredo Márquez, quien en diálogo telefónico precisó que el caso está muy difícil porque en la ciudad no hay un laboratorio.

Cabe recordar que ese día, 7 de agosto de 2010 Ilva Linda y su hermano Luis se encontraban en un quinceañero y en las horas de la madrugada llegaron a su residencia, extenuados y se acostaron cada quien en su habitación.

Todo parecía normal y su señor padre salió a primeras horas del día a realizar una diligencia y cuando regresó decidió entrar al cuarto de la infanta y se topó con ese cuadro.

De manera extraoficial se afirma que su cuerpo presentó una herida a la altura del pectoral lado izquierdo, la que le produjo la muerte de manera inmediata.

El percance se presentó en la carrera 10 número 4-18 barrio Centro, de Riohacha y se deceso se habría presentado después de cuatro de la madrugada.

Contó su padre que le dijo a su señora que dejara todo así, mientras buscaba la Policía. Cuando regresó Ibon Rocío Becerra, había movido el cuerpo y lavado las paredes. Se habían perdido muchas pruebas que conllevarían a los investigadores dar con el homicida.

Por otro lado, la Fiscalía trajo a investigadores especializados a este proceso, se hicieron pruebas técnicas para ubicar huellas en las paredes y baño.

-Publicidad-
Compartir