-Publicidad-
En un comunicado de prensa entre Diócesis de Valledupar,
Jardines del Ecce Homo y Servicios Funerarios La Esperanza, se
responsabilizaron de reparar los daños ocasiones a las 20 tumbas que un hombre
destruyó la madrugada del lunes en el cementerio Central de la capital del
Cesar.
La iglesia lamentó lo ocurrido “los daños fueron causados
por una persona que presuntamente presenta una conducta de desadaptación
social, violando la seguridad del parque cementerio”, indicó en el comunicado
firmado por presbítero Padre Iver De la Cruz.
La Diócesis de Valledupar, propietaria del cementerio
Jardines del Ecce Homo, indicó que asume la reparación de las lápidas de veinte
tumbas, incluyendo las de los cantautores Diomedes Díaz y Kaleth Morales, que
sufrieron destrozos parciales por parte de un hombre que ingresó al campo santo
en la madrugada del lunes.
La administración de “Jardines del Ecce Homo asumirá los
gastos que se generen de los daños causados por estos hechos, comprometiéndose
a restaurar las tumbas afectadas”.
Se estima que los gastos ascienden a unos 15 millones de
pesos, al igual que instauró una denuncia penal por daño en bien ajeno contra
Carlos Arturo Fabra Morales, reconocido habitante de la calle, quien fuera capturado
por la Policía y trasladado a la Unidad de Reacción Inmediata.
Fabra Morales se encuentra a disposición de la Fiscalía
25 local que le corresponderá resolverle la situación jurídica al detenido y de
quién se la dicho tiene padece problemas mentales.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here