En el jagüey del barrio La Esperanza,  Corpoguajira
 aspira construir un parque ecológico. 

El director de Corpoguajira (Luis Manuel Medina Toro) le dio un plazo, no mayor a 30 días, al alcalde de Riohacha (Rafael Ceballos Sierra) para que se impongan las sanciones de ley que conlleven al retiro de todo el relleno que particulares han venido depositado en el jagüey del barrio La Esperanza.

“Pasado este tiempo, y de encontrarse el hecho sin avances ni solución, Corpoguajira iniciará las medidas legales y sancionatorias que sean necesarias, con el fin de resguardar el derecho público en materia ambiental y coadyuvar a la protección y conservación de estos sitios de interés ecológico para la ciudad y el Estado”, se indicó en el documento conocido por este medio de comunicación.
Rafael Ceballos Sierra

El requerimiento está soportado en un informe que realizaron los funcionarios de la autoridad ambiental el pasado 15 de enero del 2015, aportando imágenes fotográficas en donde se evidencia el relleno, así como la construcción de viviendas con bloque, bahareque, tablas, zinc y cartón.

En el documento se le recuerda al primer mandatario de los riohacheros, que la adjudicación de un baldío no comprende la propiedad de aguas, cauce, ni en general a los bienes que se refiere el artículo 83 del decreto 2811 de 1974, ya que éstas pertenecen al dominio público.
 Algunas personas construyen viviendas con bloque
bahareque, zinc, tablas y cartón.

En la actualidad los humedales de Riohacha están como zona de protección especial; por parte de esta corporación se adelanta el proceso de la delimitación de la franja protectora, para su debido manejo y conservación. Por ello, actividades indebidas, como las mencionadas anteriormente, entorpecen y obstruyen cualquier nivel de gestión y niegan cualquier posibilidad de preservar y conservar estos nichos biológicos de gran importancia para la ciudad y sus habitantes.

Luis Manuel Medina Toro
-Publicidad-

Riohacha estaba rodeada por comunidades indígenas que tenían en sus predios jagüeyes, con el crecimiento de la ciudad estos han quedado dentro de ella. Durante la administración de Luis Eduardo Gómez Pimienta, se lideró, junto al entonces concejal Wilder Ríos Rojas, el proceso de reubicación de las familias que se encontraban al borde de los humedales.

La mayoría de las familias fueron trasladas a la Ciudadela Dividivi, algunas regresaron al mismo lugar, pero con la desatención de los mandatarios siguientes, otras familias se han dedicado a rellenar los humedales para apoderarse de los mismos y construir ahí.
-Publicidad-
Cargando...
Compartir